Art Journal, Bible Journaling

Dios y el Coronavirus: mente, cuerpo y espíritu

No se puede enfatizar suficiente lo importante que es que saigamos de esta cuarentena mejor y más fortalecidos de lo que empezamos. Es un tiempo sin precedentes en que se nos ha sido regalado, por las circunstancias, tiempo para dedicarnos a nosotros mismos y a los que nos cercan.

Si pudiéramos elegir, quizás una cuarentena no estaría en nuestra lista de: Sueños y Metas para los próximos años. No podemos cambiar la situación, sino con nuestra colaboración quedándonos en casa, PERO podemos sacar lo mejor provecho de ello, si metemos ganas de cambiar. Como el dicho: si la vida te da limones, pues a hacer limonada.

Somos cuerpo, alma (emociones) y espíritu. Debemos enfocar en todas estas areas para tener un resultado redondo y completo. En mi experiencia de vida enfoco primeramente en el espíritu pues de allí saco fuerza, inspiración e instrucción para las otras dos areas.

Es sencillo. Empiezo el día leyendo la Biblia (hago un plan de lecturas), hago una lista mental de cosas por las cuales estar agradecida y en seguida oro/rezo por lo que me preocupa. La Biblia siempre me trae inspiración para cuidarme (cuerpo) y tener paz (mente). Como decía ayer, la Biblia es un libro que lees en presencia del autor. Así que Él es el mayor interesado en que lo entiendas y que lo apliques en tu vida. Incluso cuando no lo entiendes, Él se revela a ti, haciendo que las ideas o escritos se hagan claros y aplicables a la vida. A esto lo llamo: la obra del Espíritu Santo.

¿De dónde saco estas ideas?

La tendrá consigo y la leerá todos los días de su vida, para que aprenda a temer al SEÑOR su Dios, observando cuidadosamente todas las palabras de esta ley y estos estatutos, Deuteronomio 17:19

La Biblia está llena de citas como esta en que nos invita/amonesta a tener la Palabra de Dios delante de nosotros todo el tiempo, todos los días. Hay instrucciones importantes para la vida que debemos saber. Muchas de estas instrucciones vienen con promesas … por ejemplo: si haces eso…, pasará eso … . Os digo que es verdad porque lo he visto en mi vida. Haz prueba de ello.

Panal de miel son las palabras agradables, dulces al alma y salud para los huesos. — Proverbios 16:24

La Biblia, como calificada en este versículo endulza el alma (trae paz) y salud para los huesos (salud física), pues son verdades eterna. No son verdades de acuerdo con la opinión de líderes religiosos, personas de cualquier trasfondo o cultura. Son verdades inspiradas por Dios y que tienen valor eterno. La Biblia es LA VERDAD y punto.

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. — Filipenses 4:6-7

Como en este versículo, Dios nos invita a presentar nuestras peticiones con agradecimiento pues esto demostra nuestra fe. La verdad es que en cualquier momento, aún de dificultad, hay motivos para agradecer. Es solo mirar alrededor y ver que somos privilegiados en comparación con millones de personas en este mundo. Lo difícil, sin la actitud de gratitud, es que podemos estar viviendo en un mundo de negativismo, obscuridad y miedo. La propia gratitud nos llena de fe, pues vemos las bendiciones que tenemos. A partir de un momento de gratitud delante de Dios, todo se ve desde Su prisma y te llenas de paz y fe para presentar tus peticiones.

12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración; — Romanos 12:12

Hay un montón de versículos sobre la oración (como, cuando y la actitud del corazón), pero hoy este me llamó la atención. Interesante que las palabras “gozosos” y “sufridos” vienen en la vista frase, juntamente con “constantes”. Eso implica que Dios nos permite tener gozo en nuestro corazón mientras sufrimos, y en todos los momentos orando a Dios. Es una relación de amor con nuestro Dios. Confiamos y tenemos esperanza el él por eso tenemos gozo. Reconocemos que las circunstancias no son buenas delante de él. Y, no dejamos de orar, somos constantes en nuestras peticiones y postura de hijos. Cuanta verdad en tan pocas palabras … Aquí en este enlace hay muchos otras referencias sobre la oración: 60 versículos sobre la oración

15 Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios,

16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. — Efesios 5:15-15

Esta es una palabra directa, casi como sacada del periódico, sobre como debe de ser nuestra actitud. Ser diligentes, no como necios, llenándo nuestras mentes de la sabiduría divina, aprovechando el tiempo con lo que es bueno, … porque los días son malos. Otro versículo que me gusta mucho relacionado con nuestra mente es:

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. — Romanos 12:2

Nos motiva a no dejar que lo que nos cerca dicte lo que pensamos. Cuando llenamos nuestra mente de las verdades bíblicas, los problemas que nos rodean pierden el poder de quitarnos la paz. La voluntad de Dios para cada uno de nosotros es “buena”, “agradable” y “perfecta”. Pongo énfasis en cada una de estas calidades pues esto es lo que todos buscamos en nuestra vida: que sea buena, agradable y perfecta. Dios tiene respuesta para todo.

Por último y no menos importante es cuidar de nuestra salud. Es importante seguir las instrucciones quedándonos en casa. Seamos responsables, pero esta responsabilidad va más allá. Debemos hacer tiempo para movernos, comer bien y descansar. Aprovechemos este tiempo para probar recetas nuevas que sean saludables, tomar buenas siestas, dormir bien, movernos como podamos, cuidar de nuestro cuerpo en general (piel, pelo, etc)

Entonces, ya sea que comáis, que bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. — 1 Corintios 10:31

A Dios le interesa todo, absolutamente todo, que tiene que ver con nosotros, lo que incluye nuestro cuerpo físico. Lo que hacemos o dejamos de hacer por irresponsabilidad – todo influye en nuestra relación con el Creador. Él nos ha dado este cuerpo, entre todas los otros recursos que tenemos – de todo somos mayordomos. Cuando te cuidas estás comunicando a Dios tu gratitud por el regalo de la vida.

Mara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s