Art Journal, Bible Journaling, Mixed Media, Pensamientos

Dios y el Coronavirus: sana nuestra tierra

La primera parte de esta publicación: NUESTRA PARTE DEL PACTO

Entonces Dios …

yo oiré desde los cielos … que precioso pensamiento: ser oídos por Dios. Eso nos promete vez tras vez en la escrituras. Él escucha sobre nuestros miedos, nuestras dolencias, nuestros problemas, nuestras ansiedades, etc. Quiere contestarnos y darnos lo mejor en cada circunstancias. Podríamos hacer un estudio profundo sobre las respuestas de Dios, y quizás lo haremos en días venideros, pero su respuesta puede ser un rotundo “sí”, un “no” (tengo algo mejor) o un “espera”. En este versículo, con relación a la nación, Él promete las bendiciones que siguen.

Porque los ojos del Señor están sobre los justos,
Y sus oídos atentos a sus oraciones;

1 PEDRO 3:12

y perdonaré sus pecados … si nos humillamos y reconocemos nuestra condición de pecadores, él nos promete perdonar todos nuestros pecados, como individuos y como nación. ¿Qué pecado podemos cometer como nación? La lista es larga, pero de todos nos perdonará: corrupción, mal manejo de bienes públicos, no cuidar a los necesitados, nuestro trato con los extranjeros, cuidado de los mayores, quitar a Dios de todos los ámbitos públicos, pecados en contra de la inocencia infantil, el abuso de género, etc. Estos son pecados de la sociedad que existen porque Dios no está presente y activo en la vida de todos. Hemos quitado a Dios de todo y los resultados son obvios. Me preguntarás, ¿pero cómo mi cambio puede cambiar el resto de la sociedad? Tu puedes empezar una cadena y puedes influir en tu círculo de relaciones, pero no dejemos de tener en mente, que esta transformación es espiritual y que Dios es quien promete actuar. Cuando Él actúa, no nos dictamos por las leyes de la naturaleza.

Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

ISAÍAS 1:18

y sanaré su tierra … las promesas de Dios son verdaderas. Si nosotros hacemos nuestra parte, Él hará la suya. El sanar se refiere a la vida física pero también a la vida espiritual. El sanar es hacer que sus valores y enseñanzas prevalezcan en nuestras vidas personales pero también en la vida comunitaria. Es como vivir sirviendo al próximo como a mí mismo, poniendo los intereses de otros antes de mis intereses, hablando de valores eternos, en suma, teniendo una ventana abierta a lo que nos espera en el cielo. Mucho hemos estado viendo estos días, y es un reflejo de quienes somos: hechos a la image y semejanza de Dios. Imaginaros este servicio hecho en el nombre del Señor, la sanidad de nuestra tierra. También se refiere a librarnos de este virus, que puede ser una llamada de atención del Señor.

El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos.

DANIEL 2:21

Con esto termino este estudio y espero que podamos ver esta nación transformada.

Os dejo con Salmo 33:

12 Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová,
El pueblo que él escogió como heredad para sí.

13 Desde los cielos miró Jehová;
Vio a todos los hijos de los hombres;

14 Desde el lugar de su morada miró
Sobre todos los moradores de la tierra.

15 El formó el corazón de todos ellos;
Atento está a todas sus obras.

16 El rey no se salva por la multitud del ejército,
Ni escapa el valiente por la mucha fuerza.

17 Vano para salvarse es el caballo;
La grandeza de su fuerza a nadie podrá librar.

18 He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen,
Sobre los que esperan en su misericordia,

19 Para librar sus almas de la muerte,
Y para darles vida en tiempo de hambre.

20 Nuestra alma espera a Jehová;
Nuestra ayuda y nuestro escudo es él.

21 Por tanto, en él se alegrará nuestro corazón,
Porque en su santo nombre hemos confiado.

22 Sea tu misericordia, oh Jehová, sobre nosotros,
Según esperamos en ti.

Os dejo con esta canción para inspiración:

Mara

Art Journal, La Biblia

Dios y el Coronavirus: mi parte del pacto

Hoy continúo hablando del versículo de 2 Crónicas 7:14

14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

2 Crónicas 7:14

Empezamos por pensar en una relación de amor. Puede ser de una pareja, de amigos o de Padre e hijo. ¿Verdad que tiene dos lado? Uno da y otro recibe algunas veces, y en otras veces, se cambian los roles. Es una intercambio dinámico de dar y recibir amor. Nada más y nada menos que eso, quiere de Dios de nosotros.

Nuestro papel …

si se humillare … sí una palabra fuerte y que tiene una connotación en general negativa. Cuando uno piensa en humillarse, uno puede pensar en que dejará ser lo que es. En la Biblia el humillarse parte del punto en que sabemos quienes somos. Somos obras perfectas de un Dios que no comete errores. Nos damos cuenta que somos Sus obras y que Él el el Gran Creador. Reconozco mi posición que soy limitada, y Él todo puede, soy creación y Él el mi Creador, soy pecadora y Él es justo y sin pecado. Mi humillo delante de Dios, reconozco que Él es Dios y no hay Dios aparte de Él.

Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo.

1 PEDRO 5:6

y oraren … nosotros fuimos creados para relacionarnos con Dios. Dios desea oírnos. Nosotros ni siempre estamos atentos a los Dios está hablando, pero él siempre, siempre tiene sus ojos sobre nosotros y sus oídos atentos a nuestras oraciones.

Porque los ojos del Señor están sobre los justos,
Y sus oídos atentos a sus oraciones;

1 Pedro 3:12

y buscaren mi rostro … buscar el rostro del Señor denota un deseo de conocerle mejor. Eso puede ser traducido en leer la Biblia, preguntar a otros que sepan más, leer libros sobre este tema, ver videos. En suma, una actitud de interés y apertura, confiando que Dios tiene las respuestas que necesitamos, aún que en un determinado momento, no las conozcamos en su totalidad. Buscar el rostro del Señor no es un hecho, es un camino … uno siempre debe de buscar el rostro del Señor.

Recurrid al poder del Señor,
buscad siempre su rostro;

Salmo 105:4

y se convirtieren de sus malos caminos … el resultado de humillarse, orar y buscar el rostro del Señor es un cambio de vida. Desde mi experiencia personal, no es posible conocer a Dios de esta manera y no enamorarse de Él perdidamente, a punto de cambiar tus comportamientos de una manera radical. Es importante notar que este cambio es un cambio de rumbo y de corazón, los cambios concretos de comportamientos vienen radicalmente y en otros casos, poco a poco mientras le conocemos mejor. Lo importante es la actitud de humildad: no podemos transformarnos a nosotros mismos pero Él puede transformarnos si así deseamos.

Entonces Dios …

yo oiré desde los cielos … que precioso pensamiento: ser oídos por Dios. Eso nos promete vez tras vez en la escrituras. Él escucha sobre nuestros miedos, nuestras dolencias, nuestros problemas, nuestras ansiedades, etc. Quiere contestarnos y darnos lo mejor en cada circunstancias. Podríamos hacer un estudio profundo sobre las respuestas de Dios, y quizás lo haremos en días venideros, pero su respuesta puede ser un rotundo “sí”, un “no” (tengo algo mejor) o un “espera”. En este versículo, con relación a la nación, Él promete las bendiciones que siguen.

Porque los ojos del Señor están sobre los justos,
Y sus oídos atentos a sus oraciones;

1 Pedro 3:12

y perdonaré sus pecados … si nos humillamos y reconocemos nuestra condición de pecadores, él nos promete perdonar todos nuestros pecados, como individuos y como nación. ¿Qué pecado podemos cometer como nación? La lista es larga, pero de todos nos perdonará: corrupción, mal manejo de bienes públicos, no cuidar a los necesitados, nuestro trato con los extranjeros, cuidado de los mayores, quitar a Dios de todos los ámbitos públicos, pecados en contra de la inocencia infantil, el abuso de género, etc. Estos son pecados de la sociedad que existen porque Dios no está presente y activo en la vida de todos. Hemos quitado a Dios de todo y los resultados son obvios. Me preguntarás, ¿pero cómo mi cambio puede cambiar el resto de la sociedad? Tu puedes empezar una cadena y puedes influir en tu círculo de relaciones, pero no dejemos de tener en mente, que esta transformación es espiritual y que Dios es quien promete actuar. Cuando Él actúa, no nos dictamos por las leyes de la naturaleza.

Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

Isaías 1:18

y sanaré su tierra … las promesas de Dios son verdaderas. Si nosotros hacemos nuestra parte, Él hará la suya. El sanar se refiere a la vida física pero también a la vida espiritual. El sanar es hacer que sus valores y enseñanzas prevalezcan en nuestras vidas personales pero también en la vida comunitaria. Es como vivir sirviendo al próximo como a mí mismo, poniendo los intereses de otros antes de mis intereses, hablando de valores eternos, en suma, teniendo una ventana abierta a lo que nos espera en el cielo. Mucho hemos estado viendo estos días, y es un reflejo de quienes somos: hechos a la image y semejanza de Dios. Imaginaros este servicio hecho en el nombre del Señor, la sanidad de nuestra tierra. También se refiere a librarnos de este virus, que puede ser una llamada de atención del Señor.

El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos.

Daniel 2:21

Con esto termino este estudio y espero que podamos ver esta nación transformada.

Mara

Art Journal, Bible Journaling

Dios y el Coronavirus: mente, cuerpo y espíritu

No se puede enfatizar suficiente lo importante que es que saigamos de esta cuarentena mejor y más fortalecidos de lo que empezamos. Es un tiempo sin precedentes en que se nos ha sido regalado, por las circunstancias, tiempo para dedicarnos a nosotros mismos y a los que nos cercan.

Si pudiéramos elegir, quizás una cuarentena no estaría en nuestra lista de: Sueños y Metas para los próximos años. No podemos cambiar la situación, sino con nuestra colaboración quedándonos en casa, PERO podemos sacar lo mejor provecho de ello, si metemos ganas de cambiar. Como el dicho: si la vida te da limones, pues a hacer limonada.

Somos cuerpo, alma (emociones) y espíritu. Debemos enfocar en todas estas areas para tener un resultado redondo y completo. En mi experiencia de vida enfoco primeramente en el espíritu pues de allí saco fuerza, inspiración e instrucción para las otras dos areas.

Es sencillo. Empiezo el día leyendo la Biblia (hago un plan de lecturas), hago una lista mental de cosas por las cuales estar agradecida y en seguida oro/rezo por lo que me preocupa. La Biblia siempre me trae inspiración para cuidarme (cuerpo) y tener paz (mente). Como decía ayer, la Biblia es un libro que lees en presencia del autor. Así que Él es el mayor interesado en que lo entiendas y que lo apliques en tu vida. Incluso cuando no lo entiendes, Él se revela a ti, haciendo que las ideas o escritos se hagan claros y aplicables a la vida. A esto lo llamo: la obra del Espíritu Santo.

¿De dónde saco estas ideas?

La tendrá consigo y la leerá todos los días de su vida, para que aprenda a temer al SEÑOR su Dios, observando cuidadosamente todas las palabras de esta ley y estos estatutos, Deuteronomio 17:19

La Biblia está llena de citas como esta en que nos invita/amonesta a tener la Palabra de Dios delante de nosotros todo el tiempo, todos los días. Hay instrucciones importantes para la vida que debemos saber. Muchas de estas instrucciones vienen con promesas … por ejemplo: si haces eso…, pasará eso … . Os digo que es verdad porque lo he visto en mi vida. Haz prueba de ello.

Panal de miel son las palabras agradables, dulces al alma y salud para los huesos. — Proverbios 16:24

La Biblia, como calificada en este versículo endulza el alma (trae paz) y salud para los huesos (salud física), pues son verdades eterna. No son verdades de acuerdo con la opinión de líderes religiosos, personas de cualquier trasfondo o cultura. Son verdades inspiradas por Dios y que tienen valor eterno. La Biblia es LA VERDAD y punto.

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. — Filipenses 4:6-7

Como en este versículo, Dios nos invita a presentar nuestras peticiones con agradecimiento pues esto demostra nuestra fe. La verdad es que en cualquier momento, aún de dificultad, hay motivos para agradecer. Es solo mirar alrededor y ver que somos privilegiados en comparación con millones de personas en este mundo. Lo difícil, sin la actitud de gratitud, es que podemos estar viviendo en un mundo de negativismo, obscuridad y miedo. La propia gratitud nos llena de fe, pues vemos las bendiciones que tenemos. A partir de un momento de gratitud delante de Dios, todo se ve desde Su prisma y te llenas de paz y fe para presentar tus peticiones.

12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración; — Romanos 12:12

Hay un montón de versículos sobre la oración (como, cuando y la actitud del corazón), pero hoy este me llamó la atención. Interesante que las palabras “gozosos” y “sufridos” vienen en la vista frase, juntamente con “constantes”. Eso implica que Dios nos permite tener gozo en nuestro corazón mientras sufrimos, y en todos los momentos orando a Dios. Es una relación de amor con nuestro Dios. Confiamos y tenemos esperanza el él por eso tenemos gozo. Reconocemos que las circunstancias no son buenas delante de él. Y, no dejamos de orar, somos constantes en nuestras peticiones y postura de hijos. Cuanta verdad en tan pocas palabras … Aquí en este enlace hay muchos otras referencias sobre la oración: 60 versículos sobre la oración

15 Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios,

16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. — Efesios 5:15-15

Esta es una palabra directa, casi como sacada del periódico, sobre como debe de ser nuestra actitud. Ser diligentes, no como necios, llenándo nuestras mentes de la sabiduría divina, aprovechando el tiempo con lo que es bueno, … porque los días son malos. Otro versículo que me gusta mucho relacionado con nuestra mente es:

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. — Romanos 12:2

Nos motiva a no dejar que lo que nos cerca dicte lo que pensamos. Cuando llenamos nuestra mente de las verdades bíblicas, los problemas que nos rodean pierden el poder de quitarnos la paz. La voluntad de Dios para cada uno de nosotros es “buena”, “agradable” y “perfecta”. Pongo énfasis en cada una de estas calidades pues esto es lo que todos buscamos en nuestra vida: que sea buena, agradable y perfecta. Dios tiene respuesta para todo.

Por último y no menos importante es cuidar de nuestra salud. Es importante seguir las instrucciones quedándonos en casa. Seamos responsables, pero esta responsabilidad va más allá. Debemos hacer tiempo para movernos, comer bien y descansar. Aprovechemos este tiempo para probar recetas nuevas que sean saludables, tomar buenas siestas, dormir bien, movernos como podamos, cuidar de nuestro cuerpo en general (piel, pelo, etc)

Entonces, ya sea que comáis, que bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. — 1 Corintios 10:31

A Dios le interesa todo, absolutamente todo, que tiene que ver con nosotros, lo que incluye nuestro cuerpo físico. Lo que hacemos o dejamos de hacer por irresponsabilidad – todo influye en nuestra relación con el Creador. Él nos ha dado este cuerpo, entre todas los otros recursos que tenemos – de todo somos mayordomos. Cuando te cuidas estás comunicando a Dios tu gratitud por el regalo de la vida.

Mara

Art Journal, La Biblia

Dios y el Coronavirus: alimenta tu fe

»Bendito el hombre que confía en el Señor
    y pone su confianza en él.
Será como un árbol plantado junto al agua,
    que extiende sus raíces hacia la corriente;
no teme que llegue el calor,
    y sus hojas están siempre verdes.
En época de sequía no se angustia,
    y nunca deja de dar fruto».
Jeremías 17:7-8

Hoy fue un día de salir a comprar para la semana, así que no tuve tiempo de hacer un video. Continuo con mi enfoque de fortalecer mi fe a través de la lectura de la Biblia, oración y meditación.

Como dice esta frase que he escrito en mi Art Journaling, with some basic lettering. Lo veo como una balanza. Cuando leo la Biblia, mi mente y corazón se llena de la verdad. La Biblia es la verdad de la vida. Es como mirar a las circunstancias con unas nuevas gafas que ajustan la perspectiva de todo, haciendo que veamos detalles y perspectivas que no veíamos antes.

La Biblia es el único que lees en la presencia del autor. Cuando la leemos, la Biblia nos lee a nosotras, revelándonos verdades sobre nosotras mismas y nuestras circunstancias. Haz prueba de ello. Lee la Biblia.

¿Nunca has leído la Biblia? Si tienes una Biblia en casa, busca el Evangelio de Juan, uno de los primeros libros del Nuevo Testamento. Es un buen libro para iniciar tus estudios sobre la Biblia, enfocando en la vida de Jesús.

Si no tienes Biblia, puedes leerla online: EVANGELIO DE JUAN

¿Qué dice la Biblia acerca de si misma? Lee este texto para encontrar respuestas:

EXPLORA DIOS

Te invito a fortalecer tu fe. La Biblia dice:

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. –Romanos 10:17

La fe está totalmente interconectada con la lectura de la Biblia. Cuanto más la leemos, mas nos llenamos de fe y nuestros miedos se van.

Mara

Art Journal, Bible Journaling, Dibujo, La Biblia, La Oración

Dios y el Coronavirus: no te preocupes por el mañana

A cada día me maravillo más con el hecho que la Biblia trae respuestas a todos los dilemas de la vida. Con el crecimiento de casos de ansiedad y depresión, una vez más, veo las respuestas a todo eso en lo que la Biblia dice.

Pero no son respuestas retóricas, sino soluciones reales que comienzan a un nivel espiritual. Las promesas de Dios son siempre vinculadas a ciertas instrucciones dada por Dios para que vivamos. Él es Dios con una personalidad solo suya, ha puesto la eternidad en el corazón de los hombres, ha dado a la raza humana la capacidad de distinguir entre el bien y el mal, y nos ha dado instrucciones de cómo vivir. Es así de sencillo … con el beneficio que es Dios y puede cumplir todas sus promesas.

Así que hoy me agarro a esta promesa:

34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su propia inquietud. Le basta a cada día su propio mal. — Mateo 6:34

Es una verdad relacionada con otra promesa de Jesús, que no nos gusta mucho: “en este mundo tendréis aflicción”. Como resultado de nuestra naturaleza de pecado, alejada de Dios como raza humana, vivimos muchas consecuencia de nuestro propio pecado. Estas consecuencias se traducen en dificultades. Dios nos da una instrucción muy clara: no vivas pensando en el mañana. Hoy, ahora es el momento de vivir.

Hoy: olvídate del pasado.

Hoy: agradece por Sus benefinios

Hoy: presenta tus problemas a Jesús

Hoy: no vivas en ansiedad por el mañana

Parece sencillo, pero qué difícil es. Es más facil mirar las circunstancias que mirar a Dios en fe. Por eso, se requiere disciplina. Tienes que poner tu mente en Dios.

Hoy he leído algo que me impactó:

“Si alimentas tus miedos, tu fe desaparece. Si alimentos tu fé, tus miedos se van.”

En estos días, alimenta tu fe. Mira a Jesús. No pienses en el mañana. Agradece por las bendiciones de hoy y mira el futuro por los ojos de Dios. Él quiere que disfrutes de hoy con sus retos y bendiciones y no ten llenes de ansiedad.

Te dejo con 3 versículos para que los leas en voz alta (no es necesario pero nos ayuda a entender y recibir el mensaje), hable con Dios a respecto y toma posesión de las promesas de Dios:

  1. Isaías 41:10
    No tengas miedo, pues yo estoy contigo;
    no temas, pues yo soy tu Dios.
    Yo te doy fuerzas, yo te ayudo,
    yo te sostengo con mi mano victoriosa.
  2. Salmo 23:4
    Aunque pase por el más oscuro de los valles,
    no temeré peligro alguno,
    porque tú, Señor, estás conmigo;
    tu vara y tu bastón me inspiran confianza.
  3. Josué 1:9
    Yo soy quien te manda que tengas valor y firmeza. No tengas miedo ni te desanimes porque yo, tu Señor y Dios, estaré contigo dondequiera que vayas.

Mara

Art Journal, La Biblia

Dios y el Coronavirus: lo bueno que llevamos dentro

Hoy quisiera abordar el cambio de clima en todos los sentidos: social, emocional, personal, familiar, etc. Hemos visto muchas muestras de solidariedad y servicio al prójimo. Os dejo primeramente un texto muy inspirador que me han enviado:

Y de repente despertamos un día y todo cambió, en Disney se apagó la magia, la muralla china no era tan fuerte, ahora New York si duerme, y ningún camino quiere conducir a Roma, un virus se corona como dueño del mundo y nos dimos cuenta de nuestra fragilidad, no sabemos si el daño es a propósito o irresponsabilidad de nosotros mismos, pero la amenaza está ahí cada día más fuerte, ya los memes no causan tanta risa, los abrazos y los besos se transformaron en armas peligrosas y la escasez de productos nos demuestra una vez más lo egoísta que somos, tan egoístas que decimos “no hay problema este virus solo se lleva a los viejitos” como si no tuviéramos a nuestros padres o como si no fuéramos a llegar nunca ahí. Queremos hacer valer nuestros “derechos” de decidir si dejar vivir o no a otro y ahora nos damos cuenta que no podemos ni decidir por la vida de nosotros, un planeta que hoy se pone una máscara no solo para un virus sino para tapar nuestra vulnerabilidad mezclada con soberbia y se lava las manos para no reconocer nuestra responsabilidad tal como un pilato.

Si, hay miedo. Si, hay aislamiento. Sí, hay compras de pánico. Sí, hay enfermedad. Sí, incluso hay muerte.

Pero, dicen que en Wuhan después de tantos años de ruido puedes escuchar a los pájaros de nuevo.

Dicen que después de unas pocas semanas de silencio el cielo ya no está lleno de humos. Pero azul, gris y claro.

Dicen que en las calles vacías de Assisi la gente está cantando desde sus casas y sus balcones manteniendo sus ventanas abiertas
para que los que estén solos puedan escuchar las voces de las familias a su alrededor.

Dicen que un hotel en el oeste de Irlanda ofrece comidas gratis y las entrega a domicilio.

Hoy una joven que conozco está ocupada repartiendo por el barrio volantes con su número de teléfono para que los ancianos puedan tener a alguien a quien llamar.
Hoy iglesias, sinagogas, mezquitas y templos
se están preparando para dar la bienvenida
y proteger a los desamparados, enfermos y cansados.

En todo el mundo la gente se está desacelerando y reflexionando.
En todo el mundo, las personas miran a sus vecinos de una manera nueva.
En todo el mundo la gente está despertando a una nueva realidad. A lo grande que realmente somos. A qué poco control tenemos realmente. A lo que realmente importa ..AMAR.

Entonces rezamos y recordamos que
Sí, hay miedo ..pero no tiene que haber odio.
Si, hay aislamiento ..pero no tiene que haber soledad.
Sí, hay compras de pánico ..pero no tiene que haber egoísmo.
Sí, hay enfermedad ..pero no tiene que haber enfermedad del alma.
Sí, incluso hay muerte ..pero siempre puede haber un renacimiento del amor.

Despiértate eligiendo como vivir hoy.
Hoy respira, haz una pausa y escucha detrás de los tormentos de tu miedo.

Los pájaros cantan de nuevo, el cielo se está despejando, la primavera está llegando, y siempre estamos rodeados de amor.
Abre las ventanas de tu alma y aunque no puedas pisar la calle vacía ..Canta. ✨

Fr. Richard Hendrick, OFM
Marzo 13, 2020

Cuando miro la belleza de la humanidad, me remito directamente a la Creación:

El recuento de la Creación en la Biblia

“Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y tenga dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo, el ganado, y en toda la tierra, y sobre todo animal que se desplaza sobre la tierra”. 27 Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; hombre y mujer los creó. 28 Dios los bendijo y les dijo: “Sean fecundos y multiplíquense. Llenen la tierra; sojúzguenla y tengan dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se desplazan sobre la tierra”. — Génesis 1

Fuimos hechos a su imagen y semejanza. Un poquito de lo que es Dios está en nosotros. También ha dado diferentes talentos a cada uno. La Biblia nos enseña que somos responsables por los diferentes talentos que tenemos. Jesús contó una parábola sobre ello:

La parábola de los talentos, por Jesús, en la Biblia

Esto talentos, a la imagen y semejanza de Dios, se hacen manifiestos estos días y me emociona. Estamos, nos demos cuenta o no, mostrando un poco de quién es Dios los unos a los otros.

VEO A DIOS:

  1. cuando un cantante decide dar un concierto desde su balcón
  2. cuando los niños dibujan arco-iris y ponen mensajes de ánimo en sus ventanas
  3. cuando veo tantas iniciativas gratis de entretenimiento en la red
  4. cuando veo voluntarios queriendo ayudar a los mayores con las compras
  5. cuando veo a las familias “haciendo regalos caseros” a los papás – hoy lo celebramos
  6. cuando veo entrenadores dando sus clases gratuitamente para que estemos sanos
  7. cuando veo restaurantes ofreciendo comidas gratis a los médicos

17 Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. — Santiago 1:17

Que en estos momentos dónde celebramos todo lo bueno de la humanidad, nos demos cuenta de QUIÉN ha empezado esta gran cadena de amor.

Mara

Art Journal

Dios y el Coronavirus: No temas

Todos estamos pendientes de las noticias a cada momento. No sabemos en verdad lo que depara el futuro. Tememos por nuestros mayores. No queremos que nuestra vida cambie. Estamos pendientes de nuestros hijos como nunca antes … la lista continúa.

Estos son temores que todos, una vez o más, hemos experimentado en estos días de incertidumbre. Es lo más humano y se entiende. ¿Sabes que Jesús nos ha dejado una palabra sobre esto?

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Juan 16:33

No son palabras de cualquiera. Jesús jamás nos ha engañado. Nunca nos ha prometido una vida sin problemas, aún cuando le seguimos. Pero sí ha prometido estar con nosotros en medio de las pruebas.

Lo interesante de la frase “No temas” en la Biblia es que ¡la podemos encontrar 365 veces! No creo ser una coincidencia. Es una más de los mensajes de Dios a la humanidad. Jesús dijo: Yo estaré con vosotros todos los días … no en los momentos felices, no cuando todo va bien … todos los días incluye estos días de cuarentena.

Jesús está contigo y te dice “no temas pues estoy a tu lado en todos los momentos.” Aprovecha de estos días y acércate a Él. Habla con Él de todo lo que te preocupa. Lee la Biblia acerca de Su vida – recomiendo el Evangelio de Juan. Por encima de todo, entretanto, escúchale pues quiere hablar contigo.

Mara

RECURSOS:

Lista de citas bíblicas sobre tener miedo

Evangelio de San Juan

Os deja también una canción:

Art Journal, La Biblia

Art journal: alas de protección

Este es un recuerdo del que jamás me olvidaré.  Mi bisabuela tuvo un papel muy importante en mi vida. María era una mujer de oración.  Se despertaba por las noches para pasar un tiempo de oración, y en su sencillez de corazón, prefería cambiarse de ropa ¡al estar en la presencia del Rey en pijamas!  No es de extrañar que tenía una gran sensibilidad y sabía reconocer cuando yo estaba pasando por un momento difícil y me invitaba a la iglesia para oír una palabra del Señor.

En uno de estos días inolvidables, Dios me habló.  Pasaba por una situación donde personas cercanas a mí me estaban traicionando. El Señor me trajo paz al corazón al decirme, a través del Salmista David, que Él me guardaba como la menina de Sus ojos y estaba segura bajo Sus alas.  David estaría pasando por un momento de persecución de los muchos que vivió y presenta su causa delante de Dios.  Le pide a Dios que le mire, que juzgue su caminar, pues ha sido fiel a los valores del Reino de Dios.

Los Salmos traen mucho comfort y paz a nuestro corazón. ¿Tienes un Salmo preferido? Comparte conmigo!

Mara

Art Journal

Art Journal: ¿Quién dices TÚ que es?

Leemos en Mateo 16:

La confesión de Pedro

13 Cuando llegó Jesús a las regiones de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos diciendo:

—¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?

14 Ellos dijeron:

—Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o uno de los profetas.

15 Les dijo:

—Pero ustedes, ¿quién dicen que soy yo?

16 Respondió Simón Pedro y dijo:

—¡Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente!

17 Entonces Jesús respondió y le dijo:

—Bienaventurado eres, Simón hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.

Esta misma pregunta debe de ser contestada por cada uno de nosotros: ¿Quién es Jesús para mi? Miremos lo que nos dice C. S. Lewis:

C. S. Lewis, que era profesor en la Universidad de Cambridge y una vez agnóstico, entendió este tema con claridad.

Él escribe: “Estoy tratando de evitar que alguien diga la tontería que la gente suele decir sobre Él: ‘Estoy dispuesto a aceptar a Jesús como un gran maestro de moral, pero no acepto su afirmación de ser Dios’. Esa es la única cosa que no debemos decir. Un hombre que era simplemente un hombre y dijo el tipo de cosas que Jesús dijo no sería un gran maestro de moral. Sería un lunático, al mismo nivel que el hombre que dice que es un huevo escalfado, o si no, sería el Diablo del Infierno. Debes hacer tu elección. O este hombre era, y es, el hijo de Dios: o bien un loco o algo peor “.

Luego Lewis agrega: “Puedes tomarlo por tonto, puedes escupirle y matarlo como a un demonio, o puedes caer a sus pies y llamarlo Señor y Dios. Pero no propongamos ninguna tontería condescendiente acerca de que Él es un gran maestro. Él no nos dejó eso abierto. Él no tenía la intención de hacerlo “.

Una de los grandes engaños del Diablo es hacernos pensar que no tenemos que tomar una postura, o peor aún: “estoy a salvo de equivocarme si me pongo neutral”. Hoy os quiero decir que esto no es posible. O Le sigues o no. La postura neutral es decir “no”, porque Jesús te quiere todo, no en partes. Seguirle es dejar todo y mirarle a Él como tu Señor y Supremo Salvador. Él es todo y debe de ser todo en nuestras vidas.

Queda el pensamiento … ¿quién es Jesús para ti?

Mara

Art Journal, La Biblia

Art Journal: justicia

Estuve probando unos highlighters (rotuladores fluorescentes) y lo he aprovechado para ilustrar este versículo que me ha saltado de la página mientras leía la Biblia:

El Señor quiere hacer muy claro que Él es justo, y ama la justicia. Nosotros, en general podemos decir que también amamos la justicia. La verdad es que cuando vemos la justicia aplicada en cualquier evento de la vida, nos sentimos muy bien.

No podemos, entretanto, decir que somos totalmente justos. Solamente Dios es justo porque conoce todas las variantes de cada situación. Nuestra justicia personal es marcada por nuestra historia de vida y no conocemos el 100% de cada situación. Además, y más importante, no somos capaces de “leer” los corazones.

¿Cómo podemos aplicar las verdades de este versículo en nuestras vidas?

En primer lugar podemos confiar que cuando entregamos una situación que requiere una justicia aplicada, Dios va a traer justicia de una manera perfecta. Tenemos esta confianza aún que no parezca posible o todas las puertas estén cerradas. Si enfrentamos una situación injusta, debemos entregarla al Señor y esperar pacientemente. Dios también ha dicho:

Mía es la venganza y la retribución; – Deuteronomio 32:35

En segundo lugar, nosotros somos llamados justos cuando nos rendimos al Señor. Podemos disfrutar del trabajo del Espíritu Santo en nosotros, mostrándonos el camino justo y esperando justicia en nuestra vida. Podremos confiar que si la justicia está en nuestras manos, también el Señor nos guiará a hacer lo correcto.

Los ojos del SEÑOR están sobre los justos, y sus oídos {atentos} a su clamor. –Salmo 34:15

Mara