La Biblia, La Pascua, La Semana Santa

20 minutos diarios de reflexiones sobre la Semana Santa

Os invito a pasar la Semana Santa conmigo y mi marido. Hablamos de temas relacionados y otros contenidos relevantes.

Queremos ayudaros en celebrar la Semana Santa aún que estemos en casa.

TODOS LOS DÍAS, A LAS 20:30, HORA DE MADRID – DURACIÓN DE 20 MINUTOS, EN MI FACEBOOK.

MARA

La Biblia

Dios y el Coronavirus: ¿Qué espera Dios de nosotros?

Este versículo me ha estado dando vueltas en mi mente y corazón en estos dos últimos días. El otro día comentaba que la Biblia está llena de promesas que vienen con instrucción. Esta es una de ellas:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. — 2 Crónicas 7:14

Ayer hablaba que Dios está en la crisis, nos habla en la crisis y quiere actuar en la crisis. En este caso, Él mismo dice que permite la crisis, pero si nosotros hacemos nuestra parte, Él hará la suya.

¿Que pide Él que hagamos?-

  1. que nos humillemos
  2. que oremos
  3. que Le busquemos
  4. que abandonemos (nos convirtamos de) los malos caminos

¿Qué hará Él?

  1. nos escuchará
  2. nos perdonará
  3. nos restaurará (sanará) nuestra tierra

Yo conozco un par de personas que me dirían, ¿por qué Dios no hace eso sin que tengamos que hacer nuestra parte? Yo les preguntaría: ¿qué tipo de relación de amor conoces que cada uno NO dé de su parte?

Dios no busca juzgarnos, o castigarnos. Nosotros nos condenamos a nosotros mismos por el pecado que habita en nosotros. Él quiere perdonarnos y lavarnos en la sangre de Cristo. Si no fuera puro amor, nos dejaría “en paz” viviendo la vida como nos da la gana y no se importaría con darnos la solución.

En la verdad, creo que no importa lo que haga Dios, algunos tendrán algo para condenarle: si no dice nada es porque es un Dios ajeno que no se importa, y si nos dice, es porque trata de condenarnos.

Si quisiera condenarnos, no nos hubiera dado la solución.

Mañana vamos a “disecar” este versículo de promesa e instrucción. Hoy quiero que abramos nuestro corazón para lo que Dios quiere decirte. ¿Estás perdida/o? ¿No tienes respuestas? ¿No sabes si creer en Dios, y ni siquiera si es real?

Pues tengo el versículo para tí, para este momento:

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Jeremías 33:3

Dios tiene toda la intención de revelarse a ti. Él quiere que Le conozcas como es: un Dios de amor que dio de lo más valioso que tenía, su Hijo, por ti. No solamente le dio, sino que le permitió sufrir y morir en nuestro lugar.

Salgamos de nuestro lugar de orgullo y autosuficiencia y preguntemos a Dios, ¿qué cosas grandes y ocultas quieres que yo conozca? Abre tu corazón y espera su respuesta. Mañana continuamos con este tema.

Mara

La Biblia

Dios y el Coronavirus: realidades de la crisis

Comparto parte de la reseña de mi amiga Nilda sobre el libro Las Crisis de la psicóloga Lidia Martín. La reseña completa está en nuestro blog DULCE FRAGANCIA.

En mi video, comparto más detalles …

Realidad 1: Dios permite la crisis “Este hombre era íntegro y recto, temeroso de Dios y alejado del mal” (Job 1:1b). Dios tiene un plan para cada uno de sus hijos, pero nuestra capacidad de análisis ante el sufrimiento solo se queda en lo superficial. Solo cuando ha pasado la crisis, podemos observar los beneficios, con temor, temblor y reverencia, que Dios nos proporcionó durante el sufrimiento.

Realidad 2: Dios está en la crisis “No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú”  (Isaías 43:1) A lo largo de la Biblia, cuando se quiere expresar el poder de Dios , se ponen ejemplos de su control en la naturaleza. Por ejemplo, cuando el Señor Jesús calmó la tormenta. Por este motivo, no es casualidad que en nuestra vida usemos la metáfora de la tormenta en nuestra vida para las crisis por las que pasamos.

Realidad 3Dios escucha en la crisis “¿Está alguno de vosotros afligido? Haga oración” (Santiago 5:13) Es un consuelo saber que Dios nos escucha y presta oído a nuestro clamor. La oración, esa conversación con Dios, es la herramienta insignia de la vida cristiana. Reconozcamos Su Soberanía, El es Todopoderoso, acerquémonos con confianza y fe en medio de las lágrimas quizás para contar a Dios nuestro sufrimiento o el de nuestros seres más queridos como nuestra pareja o hijos, familiares o amigos.

Realidad 4: Dios habla en la crisis “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré  osas grandes y ocultas que tú no conoces” (Jeremías 33:3) Dios siempre está interesado en comunicarnos con nosotros; El escucha nuestras oraciones, conoce nuestro corazón y comprende nuestro clamor.

Realidad 5: Dios provee generosamente en la crisis y según su absoluta sabiduría  “Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas (…) a él sea la gloria” (Efesios 3: 20 – 21) La gracia de Dios queda manifiesta y sobrepasa nuestro entendimiento. Dios cumplirá Sus promesas, responderá nuestras súplicas, siempre dentro de Su voluntad, Su misericordia y Su generosidad.

Realidad 6:  Dios orienta nuestra mirada hacia lo verdaderamente importante durante la crisis “Una cosa he demandado al Señor , ésta buscaré; que esté yo en la casa del Señor todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura del Señor y para inquirir en su templo” (Salmos 27:4) Una consecuencia inevitable durante la crisis es la preocupación; somos incapaces de evitarlo. Pero Dios en su infinito amor y gracia, nos sigue invitando a que confiemos en El, y que si hay preocupación que sea por estar cerca de El.

Realidad 7. Dios protege en la crisis “Muchas son las angustias del justo, pero el Señor lo librará de todas ellas; le protegerá todos los huesos y ni uno solo le quebrarán” (Salmos 34: 19, 20) La consecuencia de nuestras malas decisiones trae consigo sufrimiento. Por lo tanto, si sufrimos puede ser que estemos ausentes de Dios. Todas las crisis suponen un desgaste físico y mental inigualable, por este motivo, debemos recurrir a Dios para recibir su misericordia, protección y gracia.

Realidad 8:  Dios controla constantemente las circunstancias en la crisis.  “Vida y misericordia me concediste; y tu cuidado guardó mi espíritu” (Job 10:12) Dios tiene puesta su atención en cada uno de nosotros, no nos abandona, no se ausenta. Aunque a veces dudamos del favor y la gracia de Dios y por eso nos sentimos solos, sin solución. En esos momentos es cuando debemos sacar fuerzas y hacer el balance y análisis de lo que nos está pasando y querer confiar en la presencia y protección de Dios en medio del sufrimiento.

Realidad 9: Dios usa la crisis para enseñarnos, moldearnos “mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, el mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y  establezca” (1 Pedro 5: 10) Entonces las pruebas, las crisis, el sufrimiento no es un periodo vacío sin sentido. En ese periodo si confiamos en Dios, si pedimos su protección, si logramos analizar la situación sin tomar decisiones equivocadas, estaremos madurando, creciendo, aprendiendo que nuestra vida diaria está en consonancia perfecta con Dios.

Realidad 10 El fin de la crisis es glorificar a Dios en ella  “Invócame en el día de la angustia, yo te libraré y tú me honrarás” (Salmos 50:15) Empezábamos esta reseña diciendo que Dios tiene un plan para cada uno de nosotros. No es más que este: nuestro propósito como cristianos es glorificar a Dios, Y por raro que lo parezca también durante una crisis. Se espera de nosotros que aprendamos en los momentos buenos y malos a honrar a Dios.

Escribe este texto mi amiga Nilda, para Dulce Fragancia, blog en que participo.

Mara

Art Journal, Bible Journaling

Dios y el Coronavirus: mente, cuerpo y espíritu

No se puede enfatizar suficiente lo importante que es que saigamos de esta cuarentena mejor y más fortalecidos de lo que empezamos. Es un tiempo sin precedentes en que se nos ha sido regalado, por las circunstancias, tiempo para dedicarnos a nosotros mismos y a los que nos cercan.

Si pudiéramos elegir, quizás una cuarentena no estaría en nuestra lista de: Sueños y Metas para los próximos años. No podemos cambiar la situación, sino con nuestra colaboración quedándonos en casa, PERO podemos sacar lo mejor provecho de ello, si metemos ganas de cambiar. Como el dicho: si la vida te da limones, pues a hacer limonada.

Somos cuerpo, alma (emociones) y espíritu. Debemos enfocar en todas estas areas para tener un resultado redondo y completo. En mi experiencia de vida enfoco primeramente en el espíritu pues de allí saco fuerza, inspiración e instrucción para las otras dos areas.

Es sencillo. Empiezo el día leyendo la Biblia (hago un plan de lecturas), hago una lista mental de cosas por las cuales estar agradecida y en seguida oro/rezo por lo que me preocupa. La Biblia siempre me trae inspiración para cuidarme (cuerpo) y tener paz (mente). Como decía ayer, la Biblia es un libro que lees en presencia del autor. Así que Él es el mayor interesado en que lo entiendas y que lo apliques en tu vida. Incluso cuando no lo entiendes, Él se revela a ti, haciendo que las ideas o escritos se hagan claros y aplicables a la vida. A esto lo llamo: la obra del Espíritu Santo.

¿De dónde saco estas ideas?

La tendrá consigo y la leerá todos los días de su vida, para que aprenda a temer al SEÑOR su Dios, observando cuidadosamente todas las palabras de esta ley y estos estatutos, Deuteronomio 17:19

La Biblia está llena de citas como esta en que nos invita/amonesta a tener la Palabra de Dios delante de nosotros todo el tiempo, todos los días. Hay instrucciones importantes para la vida que debemos saber. Muchas de estas instrucciones vienen con promesas … por ejemplo: si haces eso…, pasará eso … . Os digo que es verdad porque lo he visto en mi vida. Haz prueba de ello.

Panal de miel son las palabras agradables, dulces al alma y salud para los huesos. — Proverbios 16:24

La Biblia, como calificada en este versículo endulza el alma (trae paz) y salud para los huesos (salud física), pues son verdades eterna. No son verdades de acuerdo con la opinión de líderes religiosos, personas de cualquier trasfondo o cultura. Son verdades inspiradas por Dios y que tienen valor eterno. La Biblia es LA VERDAD y punto.

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. — Filipenses 4:6-7

Como en este versículo, Dios nos invita a presentar nuestras peticiones con agradecimiento pues esto demostra nuestra fe. La verdad es que en cualquier momento, aún de dificultad, hay motivos para agradecer. Es solo mirar alrededor y ver que somos privilegiados en comparación con millones de personas en este mundo. Lo difícil, sin la actitud de gratitud, es que podemos estar viviendo en un mundo de negativismo, obscuridad y miedo. La propia gratitud nos llena de fe, pues vemos las bendiciones que tenemos. A partir de un momento de gratitud delante de Dios, todo se ve desde Su prisma y te llenas de paz y fe para presentar tus peticiones.

12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración; — Romanos 12:12

Hay un montón de versículos sobre la oración (como, cuando y la actitud del corazón), pero hoy este me llamó la atención. Interesante que las palabras “gozosos” y “sufridos” vienen en la vista frase, juntamente con “constantes”. Eso implica que Dios nos permite tener gozo en nuestro corazón mientras sufrimos, y en todos los momentos orando a Dios. Es una relación de amor con nuestro Dios. Confiamos y tenemos esperanza el él por eso tenemos gozo. Reconocemos que las circunstancias no son buenas delante de él. Y, no dejamos de orar, somos constantes en nuestras peticiones y postura de hijos. Cuanta verdad en tan pocas palabras … Aquí en este enlace hay muchos otras referencias sobre la oración: 60 versículos sobre la oración

15 Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios,

16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. — Efesios 5:15-15

Esta es una palabra directa, casi como sacada del periódico, sobre como debe de ser nuestra actitud. Ser diligentes, no como necios, llenándo nuestras mentes de la sabiduría divina, aprovechando el tiempo con lo que es bueno, … porque los días son malos. Otro versículo que me gusta mucho relacionado con nuestra mente es:

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. — Romanos 12:2

Nos motiva a no dejar que lo que nos cerca dicte lo que pensamos. Cuando llenamos nuestra mente de las verdades bíblicas, los problemas que nos rodean pierden el poder de quitarnos la paz. La voluntad de Dios para cada uno de nosotros es “buena”, “agradable” y “perfecta”. Pongo énfasis en cada una de estas calidades pues esto es lo que todos buscamos en nuestra vida: que sea buena, agradable y perfecta. Dios tiene respuesta para todo.

Por último y no menos importante es cuidar de nuestra salud. Es importante seguir las instrucciones quedándonos en casa. Seamos responsables, pero esta responsabilidad va más allá. Debemos hacer tiempo para movernos, comer bien y descansar. Aprovechemos este tiempo para probar recetas nuevas que sean saludables, tomar buenas siestas, dormir bien, movernos como podamos, cuidar de nuestro cuerpo en general (piel, pelo, etc)

Entonces, ya sea que comáis, que bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. — 1 Corintios 10:31

A Dios le interesa todo, absolutamente todo, que tiene que ver con nosotros, lo que incluye nuestro cuerpo físico. Lo que hacemos o dejamos de hacer por irresponsabilidad – todo influye en nuestra relación con el Creador. Él nos ha dado este cuerpo, entre todas los otros recursos que tenemos – de todo somos mayordomos. Cuando te cuidas estás comunicando a Dios tu gratitud por el regalo de la vida.

Mara

Art Journal, La Biblia

Dios y el Coronavirus: alimenta tu fe

»Bendito el hombre que confía en el Señor
    y pone su confianza en él.
Será como un árbol plantado junto al agua,
    que extiende sus raíces hacia la corriente;
no teme que llegue el calor,
    y sus hojas están siempre verdes.
En época de sequía no se angustia,
    y nunca deja de dar fruto».
Jeremías 17:7-8

Hoy fue un día de salir a comprar para la semana, así que no tuve tiempo de hacer un video. Continuo con mi enfoque de fortalecer mi fe a través de la lectura de la Biblia, oración y meditación.

Como dice esta frase que he escrito en mi Art Journaling, with some basic lettering. Lo veo como una balanza. Cuando leo la Biblia, mi mente y corazón se llena de la verdad. La Biblia es la verdad de la vida. Es como mirar a las circunstancias con unas nuevas gafas que ajustan la perspectiva de todo, haciendo que veamos detalles y perspectivas que no veíamos antes.

La Biblia es el único que lees en la presencia del autor. Cuando la leemos, la Biblia nos lee a nosotras, revelándonos verdades sobre nosotras mismas y nuestras circunstancias. Haz prueba de ello. Lee la Biblia.

¿Nunca has leído la Biblia? Si tienes una Biblia en casa, busca el Evangelio de Juan, uno de los primeros libros del Nuevo Testamento. Es un buen libro para iniciar tus estudios sobre la Biblia, enfocando en la vida de Jesús.

Si no tienes Biblia, puedes leerla online: EVANGELIO DE JUAN

¿Qué dice la Biblia acerca de si misma? Lee este texto para encontrar respuestas:

EXPLORA DIOS

Te invito a fortalecer tu fe. La Biblia dice:

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. –Romanos 10:17

La fe está totalmente interconectada con la lectura de la Biblia. Cuanto más la leemos, mas nos llenamos de fe y nuestros miedos se van.

Mara

Art Journal, Bible Journaling, Dibujo, La Biblia, La Oración

Dios y el Coronavirus: no te preocupes por el mañana

A cada día me maravillo más con el hecho que la Biblia trae respuestas a todos los dilemas de la vida. Con el crecimiento de casos de ansiedad y depresión, una vez más, veo las respuestas a todo eso en lo que la Biblia dice.

Pero no son respuestas retóricas, sino soluciones reales que comienzan a un nivel espiritual. Las promesas de Dios son siempre vinculadas a ciertas instrucciones dada por Dios para que vivamos. Él es Dios con una personalidad solo suya, ha puesto la eternidad en el corazón de los hombres, ha dado a la raza humana la capacidad de distinguir entre el bien y el mal, y nos ha dado instrucciones de cómo vivir. Es así de sencillo … con el beneficio que es Dios y puede cumplir todas sus promesas.

Así que hoy me agarro a esta promesa:

34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su propia inquietud. Le basta a cada día su propio mal. — Mateo 6:34

Es una verdad relacionada con otra promesa de Jesús, que no nos gusta mucho: “en este mundo tendréis aflicción”. Como resultado de nuestra naturaleza de pecado, alejada de Dios como raza humana, vivimos muchas consecuencia de nuestro propio pecado. Estas consecuencias se traducen en dificultades. Dios nos da una instrucción muy clara: no vivas pensando en el mañana. Hoy, ahora es el momento de vivir.

Hoy: olvídate del pasado.

Hoy: agradece por Sus benefinios

Hoy: presenta tus problemas a Jesús

Hoy: no vivas en ansiedad por el mañana

Parece sencillo, pero qué difícil es. Es más facil mirar las circunstancias que mirar a Dios en fe. Por eso, se requiere disciplina. Tienes que poner tu mente en Dios.

Hoy he leído algo que me impactó:

“Si alimentas tus miedos, tu fe desaparece. Si alimentos tu fé, tus miedos se van.”

En estos días, alimenta tu fe. Mira a Jesús. No pienses en el mañana. Agradece por las bendiciones de hoy y mira el futuro por los ojos de Dios. Él quiere que disfrutes de hoy con sus retos y bendiciones y no ten llenes de ansiedad.

Te dejo con 3 versículos para que los leas en voz alta (no es necesario pero nos ayuda a entender y recibir el mensaje), hable con Dios a respecto y toma posesión de las promesas de Dios:

  1. Isaías 41:10
    No tengas miedo, pues yo estoy contigo;
    no temas, pues yo soy tu Dios.
    Yo te doy fuerzas, yo te ayudo,
    yo te sostengo con mi mano victoriosa.
  2. Salmo 23:4
    Aunque pase por el más oscuro de los valles,
    no temeré peligro alguno,
    porque tú, Señor, estás conmigo;
    tu vara y tu bastón me inspiran confianza.
  3. Josué 1:9
    Yo soy quien te manda que tengas valor y firmeza. No tengas miedo ni te desanimes porque yo, tu Señor y Dios, estaré contigo dondequiera que vayas.

Mara

La Biblia, Recursos

Dios y el Coronavirus: resistiré

Oigo esta canción casi todos los días, de una manera u otra. Es un mensaje importante y con estas notas musicales, suelen darnos un subidón.

10 No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. — Isaías 41:10

No sé vosotros, pero yo de vez en cuando no tengo tanta fuerza. Es cuando veo la necesidad que tengo de basarme no en mí misma, pero en la fuerza del Señor. Su Palabra está llena de promesas de fuerza y resistencia mediante momentos de dificultad.

Uno de esos es:

  1. En este enlace, hay 11 más: SU BIBLIA

2) También es importante que nos cuidemos, que tengamos una rutina … todo esto nos dará fuerza para continuar. Hoy en nuestro Blog Dulce Fragancia, puedes leer un texto de Sarah dónde comparte ideas prácticas e inspiración:

Cuidados personales durante la cuarentena

3) También te invitamos a participar de los 40 Días con Jesús en la página de Facebook de Dulce Fragancia, que coincide con la Cuaresma. Todos los días ves un video de 5 minutos y unos pensamientos, lo que también puede ayudarte a resistir en tiempos difíciles.

4) Otro recurso es participar de nuestro blog de oración, donde dentro de una comunidad puedes recibir inspiración y enseñanza: MUJERES QUE ORAN

Mara

La Biblia, Pensamientos, Recursos

Dios y el Coronavirus: mira hacia arriba

Hoy escribo a mí misma. Hablo a mi corazón y a la vez oro que estas palabras puedan también penetrar tu corazón.

Escribo mientras mi segunda hija y hijo hacen maletas y guardan todos sus pertenencias en cajas para dejar la universidad. Mi otra hija se encuentra en España. La universidad ya está cerrada y las clases por internet. Están en California y mis suegros viven en Iowa (3 días de viaje en coche), así que cogen un vuelo el domingo. Mientras lo planeábamos ayer nos acordamos que los abuelos que los recibirán son mayores y población de riesgo. Así que hemos decidido ponerles en cuarentena en un airbnb por dos semanas antes de que se muden con los abuelos. Hay un riesgo que puedan estar en contacto con el virus mientras viajan el domingo.

Todos los arreglos y la situación en general es abrumadora para mí. Este es el momento idóneo para quitar los ojos de la situación y mirar hacia Dios. Esta es una disciplina que no nos viene naturalmente, como humanos que somos. Al contrario, es ir en contra-corriente. Es posible, entretanto, con la ayuda del Señor.

Hoy quiero bombardearles con versículos bíblicos, con canciones, con pensamientos que te hagan poner la mente el lo eterno, en Dios. Este proceso de escribir me sirve a mí en primer lugar pero espero que pueda encontrar un terreno fértil en vuestros corazones.

Versículos:

16 Por tanto no desfallecemos, antes bien, aunque nuestro hombre exterior va decayendo, sin embargo nuestro hombre interior se renueva de día en día. 17 Pues esta aflicción leve y pasajera nos produce un eterno peso de gloria que sobrepasa toda comparación, 18 al no poner nuestra vista en las cosas que se ven, sino en las que no se ven; porque las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.

2 Corintios 4:16-18

10 Versículos de aliento para tiempos difíciles : en este enlace encontrarás 10 de los muchos versículos de ayuda para estos momentos, con un pequeño pensamiento y explicación.

Este video es para un momento de oración y enfoque en el Señor:

Este video es de una selección de canciones que nos llenan de fe en estos momentos difíciles:

Que el Señor bendiga a cada uno con la visión eterna de Su gloria y poder.

Mara

Art Journal, La Biblia

Dios y el Coronavirus: lo bueno que llevamos dentro

Hoy quisiera abordar el cambio de clima en todos los sentidos: social, emocional, personal, familiar, etc. Hemos visto muchas muestras de solidariedad y servicio al prójimo. Os dejo primeramente un texto muy inspirador que me han enviado:

Y de repente despertamos un día y todo cambió, en Disney se apagó la magia, la muralla china no era tan fuerte, ahora New York si duerme, y ningún camino quiere conducir a Roma, un virus se corona como dueño del mundo y nos dimos cuenta de nuestra fragilidad, no sabemos si el daño es a propósito o irresponsabilidad de nosotros mismos, pero la amenaza está ahí cada día más fuerte, ya los memes no causan tanta risa, los abrazos y los besos se transformaron en armas peligrosas y la escasez de productos nos demuestra una vez más lo egoísta que somos, tan egoístas que decimos “no hay problema este virus solo se lleva a los viejitos” como si no tuviéramos a nuestros padres o como si no fuéramos a llegar nunca ahí. Queremos hacer valer nuestros “derechos” de decidir si dejar vivir o no a otro y ahora nos damos cuenta que no podemos ni decidir por la vida de nosotros, un planeta que hoy se pone una máscara no solo para un virus sino para tapar nuestra vulnerabilidad mezclada con soberbia y se lava las manos para no reconocer nuestra responsabilidad tal como un pilato.

Si, hay miedo. Si, hay aislamiento. Sí, hay compras de pánico. Sí, hay enfermedad. Sí, incluso hay muerte.

Pero, dicen que en Wuhan después de tantos años de ruido puedes escuchar a los pájaros de nuevo.

Dicen que después de unas pocas semanas de silencio el cielo ya no está lleno de humos. Pero azul, gris y claro.

Dicen que en las calles vacías de Assisi la gente está cantando desde sus casas y sus balcones manteniendo sus ventanas abiertas
para que los que estén solos puedan escuchar las voces de las familias a su alrededor.

Dicen que un hotel en el oeste de Irlanda ofrece comidas gratis y las entrega a domicilio.

Hoy una joven que conozco está ocupada repartiendo por el barrio volantes con su número de teléfono para que los ancianos puedan tener a alguien a quien llamar.
Hoy iglesias, sinagogas, mezquitas y templos
se están preparando para dar la bienvenida
y proteger a los desamparados, enfermos y cansados.

En todo el mundo la gente se está desacelerando y reflexionando.
En todo el mundo, las personas miran a sus vecinos de una manera nueva.
En todo el mundo la gente está despertando a una nueva realidad. A lo grande que realmente somos. A qué poco control tenemos realmente. A lo que realmente importa ..AMAR.

Entonces rezamos y recordamos que
Sí, hay miedo ..pero no tiene que haber odio.
Si, hay aislamiento ..pero no tiene que haber soledad.
Sí, hay compras de pánico ..pero no tiene que haber egoísmo.
Sí, hay enfermedad ..pero no tiene que haber enfermedad del alma.
Sí, incluso hay muerte ..pero siempre puede haber un renacimiento del amor.

Despiértate eligiendo como vivir hoy.
Hoy respira, haz una pausa y escucha detrás de los tormentos de tu miedo.

Los pájaros cantan de nuevo, el cielo se está despejando, la primavera está llegando, y siempre estamos rodeados de amor.
Abre las ventanas de tu alma y aunque no puedas pisar la calle vacía ..Canta. ✨

Fr. Richard Hendrick, OFM
Marzo 13, 2020

Cuando miro la belleza de la humanidad, me remito directamente a la Creación:

El recuento de la Creación en la Biblia

“Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y tenga dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo, el ganado, y en toda la tierra, y sobre todo animal que se desplaza sobre la tierra”. 27 Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; hombre y mujer los creó. 28 Dios los bendijo y les dijo: “Sean fecundos y multiplíquense. Llenen la tierra; sojúzguenla y tengan dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se desplazan sobre la tierra”. — Génesis 1

Fuimos hechos a su imagen y semejanza. Un poquito de lo que es Dios está en nosotros. También ha dado diferentes talentos a cada uno. La Biblia nos enseña que somos responsables por los diferentes talentos que tenemos. Jesús contó una parábola sobre ello:

La parábola de los talentos, por Jesús, en la Biblia

Esto talentos, a la imagen y semejanza de Dios, se hacen manifiestos estos días y me emociona. Estamos, nos demos cuenta o no, mostrando un poco de quién es Dios los unos a los otros.

VEO A DIOS:

  1. cuando un cantante decide dar un concierto desde su balcón
  2. cuando los niños dibujan arco-iris y ponen mensajes de ánimo en sus ventanas
  3. cuando veo tantas iniciativas gratis de entretenimiento en la red
  4. cuando veo voluntarios queriendo ayudar a los mayores con las compras
  5. cuando veo a las familias “haciendo regalos caseros” a los papás – hoy lo celebramos
  6. cuando veo entrenadores dando sus clases gratuitamente para que estemos sanos
  7. cuando veo restaurantes ofreciendo comidas gratis a los médicos

17 Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. — Santiago 1:17

Que en estos momentos dónde celebramos todo lo bueno de la humanidad, nos demos cuenta de QUIÉN ha empezado esta gran cadena de amor.

Mara

Bible Journaling, La Biblia, Pensamientos

Dios y el Coronavirus: una fuerza invisible

Queridas amigas y amigos,

Ayer he leído una publicación que hablaba de esta fuerza invisible que tememos. No lo vemos pero viene con mucha fuerza y nos cambia la vida. Mi hizo pensar en esta fuerza invisible que ha existido por todos los tiempos y que muchos pasamos por esta vida no dándonos cuenta de ella.

Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. –Mateo 10:28

No hay duda que debemos “temer” este virus, o tomar las debidas providencias para protegernos. Quedarnos en casa es posiblemente lo más importante.

Entretanto, por los siglos, hay una fuerza invisible que nos asalta sin que no nos demos cuenta, es el pecado en nuestra vida que nos aleja de aquel que nos puede darnos la salvación para hoy y eternamente.

Él es la fuerza invisible más potente. Dios está SIEMPRE actuando y te busca incesantemente. Esta fuerza mayor de todas, invisible, Dios, quiere transformar este tiempo de dolor y miedo en tiempo de salvación. En la vida normal, Él compite con nuestras actividades, nuestros otros “dioses” como el dinero, el trabajo, mantener nuestro status, etc.

Hoy quiere que sepas:

Pero a todos los que lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio derecho de ser hechos hijos de Dios.   -Juan 1:12

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito para que todo aquel que en él cree no se pierda mas tenga vida eterna. -Juan 3:16

De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida –Juan 5:24

Nos ama, dio su vida por nosotros para que tengamos la vida eterna y estar a nuestro lado en esta vida, llevándonos en sus brazos mientras sufrimos. Él está a nuestro lado en estos momentos, buscando corazones abiertos para habitar. Abre tu corazón y prueba de su amor.

Canción en hebreo son subtítulos en español:

Salmos 121

Jehová es tu guardador

Cántico gradual.

121 Alzaré mis ojos a los montes;
    ¿De dónde vendrá mi socorro?

Mi socorro viene de Jehová,
Que hizo los cielos y la tierra.

No dará tu pie al resbaladero,
Ni se dormirá el que te guarda.

He aquí, no se adormecerá ni dormirá
El que guarda a Israel.

Jehová es tu guardador;
Jehová es tu sombra a tu mano derecha.

El sol no te fatigará de día,
Ni la luna de noche.

Jehová te guardará de todo mal;
El guardará tu alma.

Jehová guardará tu salida y tu entrada
Desde ahora y para siempre.