Art Journal, La Biblia

Dios y el Coronavirus: mi parte del pacto

Hoy continúo hablando del versículo de 2 Crónicas 7:14

14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

2 Crónicas 7:14

Empezamos por pensar en una relación de amor. Puede ser de una pareja, de amigos o de Padre e hijo. ¿Verdad que tiene dos lado? Uno da y otro recibe algunas veces, y en otras veces, se cambian los roles. Es una intercambio dinámico de dar y recibir amor. Nada más y nada menos que eso, quiere de Dios de nosotros.

Nuestro papel …

si se humillare … sí una palabra fuerte y que tiene una connotación en general negativa. Cuando uno piensa en humillarse, uno puede pensar en que dejará ser lo que es. En la Biblia el humillarse parte del punto en que sabemos quienes somos. Somos obras perfectas de un Dios que no comete errores. Nos damos cuenta que somos Sus obras y que Él el el Gran Creador. Reconozco mi posición que soy limitada, y Él todo puede, soy creación y Él el mi Creador, soy pecadora y Él es justo y sin pecado. Mi humillo delante de Dios, reconozco que Él es Dios y no hay Dios aparte de Él.

Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo.

1 PEDRO 5:6

y oraren … nosotros fuimos creados para relacionarnos con Dios. Dios desea oírnos. Nosotros ni siempre estamos atentos a los Dios está hablando, pero él siempre, siempre tiene sus ojos sobre nosotros y sus oídos atentos a nuestras oraciones.

Porque los ojos del Señor están sobre los justos,
Y sus oídos atentos a sus oraciones;

1 Pedro 3:12

y buscaren mi rostro … buscar el rostro del Señor denota un deseo de conocerle mejor. Eso puede ser traducido en leer la Biblia, preguntar a otros que sepan más, leer libros sobre este tema, ver videos. En suma, una actitud de interés y apertura, confiando que Dios tiene las respuestas que necesitamos, aún que en un determinado momento, no las conozcamos en su totalidad. Buscar el rostro del Señor no es un hecho, es un camino … uno siempre debe de buscar el rostro del Señor.

Recurrid al poder del Señor,
buscad siempre su rostro;

Salmo 105:4

y se convirtieren de sus malos caminos … el resultado de humillarse, orar y buscar el rostro del Señor es un cambio de vida. Desde mi experiencia personal, no es posible conocer a Dios de esta manera y no enamorarse de Él perdidamente, a punto de cambiar tus comportamientos de una manera radical. Es importante notar que este cambio es un cambio de rumbo y de corazón, los cambios concretos de comportamientos vienen radicalmente y en otros casos, poco a poco mientras le conocemos mejor. Lo importante es la actitud de humildad: no podemos transformarnos a nosotros mismos pero Él puede transformarnos si así deseamos.

Entonces Dios …

yo oiré desde los cielos … que precioso pensamiento: ser oídos por Dios. Eso nos promete vez tras vez en la escrituras. Él escucha sobre nuestros miedos, nuestras dolencias, nuestros problemas, nuestras ansiedades, etc. Quiere contestarnos y darnos lo mejor en cada circunstancias. Podríamos hacer un estudio profundo sobre las respuestas de Dios, y quizás lo haremos en días venideros, pero su respuesta puede ser un rotundo “sí”, un “no” (tengo algo mejor) o un “espera”. En este versículo, con relación a la nación, Él promete las bendiciones que siguen.

Porque los ojos del Señor están sobre los justos,
Y sus oídos atentos a sus oraciones;

1 Pedro 3:12

y perdonaré sus pecados … si nos humillamos y reconocemos nuestra condición de pecadores, él nos promete perdonar todos nuestros pecados, como individuos y como nación. ¿Qué pecado podemos cometer como nación? La lista es larga, pero de todos nos perdonará: corrupción, mal manejo de bienes públicos, no cuidar a los necesitados, nuestro trato con los extranjeros, cuidado de los mayores, quitar a Dios de todos los ámbitos públicos, pecados en contra de la inocencia infantil, el abuso de género, etc. Estos son pecados de la sociedad que existen porque Dios no está presente y activo en la vida de todos. Hemos quitado a Dios de todo y los resultados son obvios. Me preguntarás, ¿pero cómo mi cambio puede cambiar el resto de la sociedad? Tu puedes empezar una cadena y puedes influir en tu círculo de relaciones, pero no dejemos de tener en mente, que esta transformación es espiritual y que Dios es quien promete actuar. Cuando Él actúa, no nos dictamos por las leyes de la naturaleza.

Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

Isaías 1:18

y sanaré su tierra … las promesas de Dios son verdaderas. Si nosotros hacemos nuestra parte, Él hará la suya. El sanar se refiere a la vida física pero también a la vida espiritual. El sanar es hacer que sus valores y enseñanzas prevalezcan en nuestras vidas personales pero también en la vida comunitaria. Es como vivir sirviendo al próximo como a mí mismo, poniendo los intereses de otros antes de mis intereses, hablando de valores eternos, en suma, teniendo una ventana abierta a lo que nos espera en el cielo. Mucho hemos estado viendo estos días, y es un reflejo de quienes somos: hechos a la image y semejanza de Dios. Imaginaros este servicio hecho en el nombre del Señor, la sanidad de nuestra tierra. También se refiere a librarnos de este virus, que puede ser una llamada de atención del Señor.

El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos.

Daniel 2:21

Con esto termino este estudio y espero que podamos ver esta nación transformada.

Mara

1 comentario en “Dios y el Coronavirus: mi parte del pacto”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s