Art Journal, Arte, La Biblia, Pensamientos

Art Journal: retomando el “lettering” con Salmo 1

Acabo de mudarme. La casa finalmente tiene pinta de un poco de orden y relax. Todavía quedan cositas pero creo que es contraproducente continuar sin tener tiempos de relax y descanso. Así que, a empezar a hacer letras bonitas. Bueno, tengo que practicar mucho …

Estos momentos me permiten parar y pensar en lo que voy leyendo a cada día. La cuarentena me ha servido mucho para estudiar más, leer mucho y re-enfocar mi vida. Quisiera ir compartiendo mientras os voy mostrando mis trabajitos de meditación.

Hoy comparto mi trabajo en que he retomado el lettering. Es una actividad en que tienes que practicar, practicar y practicar. No hay caminos cortos para llegar a hacerlas bien. Allí vamos:

He empezado con mi lectura de esta mañana. El Salmo 1 habla del hombre (o mujer) que no anda entre los malos (no se deja llevar por sus hechos), no está entre los que aman el pecado, ni se sienta entre los que escarnecen. Al contrario, este hombre (o mujer) medita en la Palabra del Señor todo el tiempo, llenándose de su influencia.

Este hecho resulta en una perspectiva clara de lo que tiene que hacer y cómo lo debe hacer. Estar con Dios de una manera constante, nos revela Su mente. Tomaremos decisiones acertadas, haremos todo con amor y dedicación, y nuestros proyectos prosperarán.

Eso me lleva a la definición de la prosperidad en el diccionario:

“Desarrollo favorable, especialmente en el aspecto económico y social”

Sin embargo, cuando miramos a la prosperidad del punto de vista de Dios, es un poco diferente.

¿Cómo describiríamos un proyecto próspero a los ojos de Dios?

Es un proyecto que es hecho con amor, que ayuda, que trae el bien y alegría al prójimo, que trae gloria al nombre de Dios y nos aproxima de Él. Dios quiere que nuestra vida esté repleta de proyecto prósperos, sean profesionales, solidarios o familiares. Incluso, puede incluir la prosperidad financiera, pero no es el enfoque ni lo más importante. Para Dios no existe la dicotomía de espiritual y material o secular. Todo ES espiritual, lo que incluye los bienes económicos. Cuando actuamos con esto en mente, como si fuera para Él, Él todo lo prosperará.

La Biblia, La Pascua, La Semana Santa

La Última Cena y ¿de qué nos alimentamos?

Hoy quisiera abordar 3 temas relacionados con la alimentación:

  1. mi alimentación física
  2. mi alimentación espiritual
  3. Jesús me invita a una cena

Hoy quisiera hablar con vosotros sobre los alimentos en general. En estos días de cuarentena es muy importante desarrollar una disciplina en todas las area. Es muy importante tener una rutina acondicionada a nuestra vida personal:

  1. cuidado personal: es importante sentirte bella. Cuida de tu pelo, de tu piel, de tus uñas. Son cosas pequeñas que te pueden ayudar mucho en verte bien, eso tiene mucho que ver como tratas a los demás.
  2. cuida de tu pareja: con los horarios tan cambiados, todos juntos todo el tiempo, se hace difícil tener un tiempo en pareja. Yo os animo a tratar, aún que sea tomando un snack a la 1 de la mañana, que celebréis vuestra relación. Son las cosas pequeñas que cuentan al final. Se creativa en hacer que tu pareja se sienta especial en media a todo eso. Los dividendos vendrán …
  3. cuida de los niños: son tantas las necesidades en estos días. Los niños en casa, los deberes, sus necesidades emociones, sus necesidades físicas de moverse, jugar, etc. Haz un plan.

SI APUNTAS A LA NADA, SEGURAMENTE LO ACIERTAS.

Hay que ser proactiva en todas las areas de la vida. Hoy quisiera que enfocáranos en nuestra alimentación. Siendo que es un día que se celebra la Última Cena, pensé que este pudiera ser nuestro enfoque.

Nuestro cuerpo físico refleja lo que comemos. ¿Has notado como la piel muestra si hemos estamos comiendo chocolatinas u otras golosinas no tan saludables? Algunas tendrán la suerte de que no, pero a la mejor puede mostrarse en algunos kilitos de más, y más allá, quizás un poco en el subconsciente, hasta nuestras emociones pueden abalarse. En el íntimo sabemos que no lo estamos haciendo bien, y el efecto dominó empieza:

COMEMOS MAL – NOS SENTIMOS MAL – NUESTRA AUTO ESTIMA SUFRE – TRATAMOS A LOS OTROS DE UNA MANERA A REFLEJAR COMO NOS SENTIMOS.

Podemos y debemos, en estos tiempos, romper los molder.

CUIDAR LO QUE COMEMOS – SENTIRNOS MEJOR – UNA AUTO ESTIMA BALANCEADA – TODOS DISFRUTAN DE UNA PERSONA MÁS AGRADABLE

La Biblia mismo nos enseña a hacerlo, en este texto de Pablo a los creyentes en Corinto. Era una ciudad muy imoral y cometían muchos pecados carnales. Seguramente, entre ellos, el comer mal y no cuidar de nuestro cuerpo no le agrada a nuestro Creador.

1 Corintios 6:19-20

¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Pues por precio habéis sido comprados; por tanto, glorificad a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

Esta misma relación de CAUSA Y EFECTO puede transferirse a nuestra vida espiritual. Somos lo que “comemos”. No podemos esperar tener una vida espiritual sana si no nos estamos alimentando de “alimentos sanos”

PREGUNTA: ¿DE QUÉ ESTAMOS ALIMENTANDO NUESTRAS MENTES EN LA CUARENTENA?

Hay mucho en que solemos poner nuestra atención, para distraernos, como las series televisivas, las noticias (aún que sean tristes), los mensajes de whatsapp, la internet en general …

NO HAY MAL INTRÍNSECO EN CADA UNA DE ESTAS COSAS. Todo esto, en moderación y con algún fieltro, puede ser bueno. PERO – hay que priorizar nuestro tiempo.

LA BIBLIA- LA PALABRA DE DIOS – UNA CARTA DE DIOS A NOSOTROS

Cuando recibimos buenos o malas noticias de un ser querido, por carta o un otro tipo de mensajería, se nos cambia el día, ¿verdad?

Así es cuando empezamos a leer la Biblia, la carta de Dios a nosotros. Una carta de amor, sin duda.

  • nos sentimos amados

16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito[a], para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna.nos sentimos deseados por quienes somos. Juan 3:16

  • empezamos a encontrar propósito para nuestra existencia

Pero yo te he levantado para este mismo propósito, para mostrar mi poder y para que mi nombre sea anunciado en toda la tierra” (Éxodo 9:16).

  • queremos relacionarnos con Dios

“Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.” Fil 2:13

  • tenemos esperanza en la eternidad

Así que no nos fijamos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno. 2 Corintios 4:18

  • nuestros días pasan a ser vividos en Su compañía

Andaré entre vosotros y seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo. Levítico 26:12

AHORA QUE SABEMOS LA GRAN IMPORTANCIA DE LO QUE ALIMENTAMOS NUESTRA MENTE Y CORAZÓN, COMPARTO ALGUNAS IDEAS PRÁCTICAS PARA ASEGURARNOS QUE NOS “ALIMENTAMOS BIEN”

  1. Yo empiezo cada día con la Biblia y oración. No es siempre igual, pero siempre tengo en mente que es lo primero en mis prioridades. A veces fallo, y sé que Dios entiende. Lo importante es que si es una práctica en tu vida, va a influir el el resto del día. Es como comenzar el día con unas gafas especiales y todo lo demás pasa por el fieltro de lo que has leído.
  2. La práctica de la oración es importante. Es una respuesta en esta conversación con Dios. Él nos habla por su Palabra y nos otros respondemos por la oración. Este diálogo puede y debe durar todo el día. La Biblia dice: Orad sin cesar!
  3. Es una buena práctica filtrar los programas, películas y series que vemos. Algunas son entretenidas y pueden servir el importante propósito de relajarse. Otras infunden valores no deseados en nuestra mente, en nuestro corazón … y ojo, nuestros hijos también seguirán nuestro ejemplo.
  4. Busca una actividad de relax que te pueda ayudar a meditar en la palabra de Dios: escuchar música, las manualidades, leer, etc. Yo utilizo el arte (a mi manera y muy libremente) para pensar y absorber las verdades de la Biblia.

VAMOS A ENFOCAR NUESTRA ATENCIÓN EN LA ÚLTIMA CENA

Jesús organiza una cena para sus discípulos. Era un momento en que quería darles las últimas instrucciones. Fue todo un evento de amor en que Jesús, empezando por lavar los pies de los discípulos, continuando por una cena llena de instrucciones, preguntas y respuestas. La lectura de este evento es preciosa, llena de mucha enseñanza sobre la vida espiritual siguiendo a Jesús.

Hago un paréntesis: las comidas en familia son oportunidades únicas para infundir nuestros valores a nuestros hijos. Nosotros tenemos muchos recuerdos de cenas veraniegas, estando hasta la medianoche hablando de la Biblia y lo que significa con nuestros hijos. Tenemos la responsabilidad de enseñarles como dice en la Biblia:

y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.

Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos;

y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas. – Deuterononio 6:7-9

Puedes leer todo el texto la cena con conversación de Jesús con sus discípulos en Juan 13-17. Comparto algunas de las muchas enseñanzas de este día, hay tantas …

  • Jesús empieza por lavar los pies de los discípulos: gran ejemplo de humildad. Como él hizo con los discípulos, nosotros debemos hacer los unos con los otros.

17 Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis si las hiciereis.

Juan 13:17
  • La importancia de que demostremos el amor de Jesús los unos a los otros.

Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros.

35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

Juan 13:34
  • Nos promete que estaremos con él todo la eternidad.

No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.

En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.

Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

Juan 14:1-3
  • Jesús nos promete que como su seguidores haremos las mismas obras que Él hace através de la oración

12 De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.

13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

14 Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.

Juan 14:12-14
  • Nos ha prometido la ayuda eterna del Espíritu Santo, que actuando en nosotros no nos dejará huérfanos

16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:

17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.

18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.

Juan 14:16-18
  • La necesidad que vivamos conectados a Jesús, como la vid y sus pámpanos

Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

Juan 15:5
  • El Señor nos ha elegido para que llevemos fruto, no nosotros a Él (Dios está en busca de nosotros – canción recomendada: Amor sin condición

16 No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.

Juan 15:16
  • Jesús oró por nosotros. Oró por todos que un día iban a creer en Él por el testimonio de su pueblo. Tú eliges hacer parte o no de este grupo de personas que le siguen y recibir la bendición de su oración.

20 Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,

21 para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.

Juan 17:21

COMO DICHO ANTERIORMENTE, HAY MUCHÍSIMO QUE APRENDER DE ESTE GRAN DISCURSO DE DESPEDIDA. Esto solo son algunos ejemplos.

Ahora me gustaría comentaros sobre dos otras cenas que Jesús menciona en la Biblia:

  1. Un día podremos estar con Cristo por toda la eternidad. Él nos promete una cena de bienvenida, en la casa del Padre.

29 Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.

Mateo 26:29

20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

Apocalipsis 3:20
Holy Ghost School: Behold I stand at the door
Enlace

2. Esta cena es la cena clave. Jesús nos invita a esta relación de amor, y nos dice que nos está buscando. Él nos habla constantemente por las circunstancias, pensamientos y personas. Su Palabra es su carta. La Biblia es un libro vivo, cuando la lees, ella te lee a ti. Haz prueba de ello tú misma. Te recomiendo empezar a leer el evangelio de Juan: EVANGELIO DE JUAN … Él nos busca, está tocando a nuestra puerta. Lo interesante de esta puerta es que solo puede ser abierta por dentro. Solamente tú, puedes invitarle a tu casa, tu corazón. Él promete entrar y “cenar contigo” lo que representa tener plena comunión. ¿Quieres una vida de plena comunión con Dios? ¿Buscas algo para llenar un vacío en tu vida? ¿Tienes inquietudes y no encontrar respuestas?

JESÚS ES VIDA Y ÉL BASTA.

HAY UN VACÍO EN NUESTRA VIDA QUE SOLAMENTE PUEDE SER LLENADO POR JESÚS.

LAS INQUIETUDES SON PUESTAS POR DIOS PARA QUE BUSQUEMOS LA VERDAD.

Con Cariño,

Mara

La Biblia, La Pascua, La Semana Santa

20 minutos diarios de reflexiones sobre la Semana Santa

Os invito a pasar la Semana Santa conmigo y mi marido. Hablamos de temas relacionados y otros contenidos relevantes.

Queremos ayudaros en celebrar la Semana Santa aún que estemos en casa.

TODOS LOS DÍAS, A LAS 20:30, HORA DE MADRID – DURACIÓN DE 20 MINUTOS, EN MI FACEBOOK.

MARA

La Biblia, Pensamientos

Dios y el Coronavirus: una palabra de esperanza

En primer lugar, leamos Isaías 40:

¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Señor, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quién lo alcance.

29 El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.

30 Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen;

31 pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

Continuo este pasaje con mis propias adaptaciones a la circunstancia actual …

  • se enfermarán, pero el Señor estará con ellos en cada momento
  • se quedarán abrumados con la situación, pero el Señor les dará esperanza
  • pasarán por la cuarentena, pero saldrán de ella más fuertes
  • tendrán miedo, pero la presencia del Señor les traerá tranquilidad
  • perderán sus trabajos, pero el Señor proveerá por todas sus necesidades
  • morirán por el virus, pero estarán con el Señor eternamente

No hay nada que nos separa del amor de Dios:

Leemos en Romanos 8:35-39:

35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

36 Como está escrito:
    Por causa de ti somos muertos todo el tiempo;
    Somos contados como ovejas de matadero. m

37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,

39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Hoy mis palabras sobran, la Palabra de Dios, la Biblia, tiene todo lo que necesitamos. Que nos ahinquemos en estas verdades. Termico con las palabras del apóstol Pablo, en Filipenses 1:

21 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.ganancia.

Quedaros en la paz y bendición del Señor,

Mara

Art Journal, La Biblia

Dios y el Coronavirus: mi parte del pacto

Hoy continúo hablando del versículo de 2 Crónicas 7:14

14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

2 Crónicas 7:14

Empezamos por pensar en una relación de amor. Puede ser de una pareja, de amigos o de Padre e hijo. ¿Verdad que tiene dos lado? Uno da y otro recibe algunas veces, y en otras veces, se cambian los roles. Es una intercambio dinámico de dar y recibir amor. Nada más y nada menos que eso, quiere de Dios de nosotros.

Nuestro papel …

si se humillare … sí una palabra fuerte y que tiene una connotación en general negativa. Cuando uno piensa en humillarse, uno puede pensar en que dejará ser lo que es. En la Biblia el humillarse parte del punto en que sabemos quienes somos. Somos obras perfectas de un Dios que no comete errores. Nos damos cuenta que somos Sus obras y que Él el el Gran Creador. Reconozco mi posición que soy limitada, y Él todo puede, soy creación y Él el mi Creador, soy pecadora y Él es justo y sin pecado. Mi humillo delante de Dios, reconozco que Él es Dios y no hay Dios aparte de Él.

Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo.

1 PEDRO 5:6

y oraren … nosotros fuimos creados para relacionarnos con Dios. Dios desea oírnos. Nosotros ni siempre estamos atentos a los Dios está hablando, pero él siempre, siempre tiene sus ojos sobre nosotros y sus oídos atentos a nuestras oraciones.

Porque los ojos del Señor están sobre los justos,
Y sus oídos atentos a sus oraciones;

1 Pedro 3:12

y buscaren mi rostro … buscar el rostro del Señor denota un deseo de conocerle mejor. Eso puede ser traducido en leer la Biblia, preguntar a otros que sepan más, leer libros sobre este tema, ver videos. En suma, una actitud de interés y apertura, confiando que Dios tiene las respuestas que necesitamos, aún que en un determinado momento, no las conozcamos en su totalidad. Buscar el rostro del Señor no es un hecho, es un camino … uno siempre debe de buscar el rostro del Señor.

Recurrid al poder del Señor,
buscad siempre su rostro;

Salmo 105:4

y se convirtieren de sus malos caminos … el resultado de humillarse, orar y buscar el rostro del Señor es un cambio de vida. Desde mi experiencia personal, no es posible conocer a Dios de esta manera y no enamorarse de Él perdidamente, a punto de cambiar tus comportamientos de una manera radical. Es importante notar que este cambio es un cambio de rumbo y de corazón, los cambios concretos de comportamientos vienen radicalmente y en otros casos, poco a poco mientras le conocemos mejor. Lo importante es la actitud de humildad: no podemos transformarnos a nosotros mismos pero Él puede transformarnos si así deseamos.

Entonces Dios …

yo oiré desde los cielos … que precioso pensamiento: ser oídos por Dios. Eso nos promete vez tras vez en la escrituras. Él escucha sobre nuestros miedos, nuestras dolencias, nuestros problemas, nuestras ansiedades, etc. Quiere contestarnos y darnos lo mejor en cada circunstancias. Podríamos hacer un estudio profundo sobre las respuestas de Dios, y quizás lo haremos en días venideros, pero su respuesta puede ser un rotundo “sí”, un “no” (tengo algo mejor) o un “espera”. En este versículo, con relación a la nación, Él promete las bendiciones que siguen.

Porque los ojos del Señor están sobre los justos,
Y sus oídos atentos a sus oraciones;

1 Pedro 3:12

y perdonaré sus pecados … si nos humillamos y reconocemos nuestra condición de pecadores, él nos promete perdonar todos nuestros pecados, como individuos y como nación. ¿Qué pecado podemos cometer como nación? La lista es larga, pero de todos nos perdonará: corrupción, mal manejo de bienes públicos, no cuidar a los necesitados, nuestro trato con los extranjeros, cuidado de los mayores, quitar a Dios de todos los ámbitos públicos, pecados en contra de la inocencia infantil, el abuso de género, etc. Estos son pecados de la sociedad que existen porque Dios no está presente y activo en la vida de todos. Hemos quitado a Dios de todo y los resultados son obvios. Me preguntarás, ¿pero cómo mi cambio puede cambiar el resto de la sociedad? Tu puedes empezar una cadena y puedes influir en tu círculo de relaciones, pero no dejemos de tener en mente, que esta transformación es espiritual y que Dios es quien promete actuar. Cuando Él actúa, no nos dictamos por las leyes de la naturaleza.

Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

Isaías 1:18

y sanaré su tierra … las promesas de Dios son verdaderas. Si nosotros hacemos nuestra parte, Él hará la suya. El sanar se refiere a la vida física pero también a la vida espiritual. El sanar es hacer que sus valores y enseñanzas prevalezcan en nuestras vidas personales pero también en la vida comunitaria. Es como vivir sirviendo al próximo como a mí mismo, poniendo los intereses de otros antes de mis intereses, hablando de valores eternos, en suma, teniendo una ventana abierta a lo que nos espera en el cielo. Mucho hemos estado viendo estos días, y es un reflejo de quienes somos: hechos a la image y semejanza de Dios. Imaginaros este servicio hecho en el nombre del Señor, la sanidad de nuestra tierra. También se refiere a librarnos de este virus, que puede ser una llamada de atención del Señor.

El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos.

Daniel 2:21

Con esto termino este estudio y espero que podamos ver esta nación transformada.

Mara

La Biblia

Dios y el Coronavirus: ¿Qué espera Dios de nosotros?

Este versículo me ha estado dando vueltas en mi mente y corazón en estos dos últimos días. El otro día comentaba que la Biblia está llena de promesas que vienen con instrucción. Esta es una de ellas:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. — 2 Crónicas 7:14

Ayer hablaba que Dios está en la crisis, nos habla en la crisis y quiere actuar en la crisis. En este caso, Él mismo dice que permite la crisis, pero si nosotros hacemos nuestra parte, Él hará la suya.

¿Que pide Él que hagamos?-

  1. que nos humillemos
  2. que oremos
  3. que Le busquemos
  4. que abandonemos (nos convirtamos de) los malos caminos

¿Qué hará Él?

  1. nos escuchará
  2. nos perdonará
  3. nos restaurará (sanará) nuestra tierra

Yo conozco un par de personas que me dirían, ¿por qué Dios no hace eso sin que tengamos que hacer nuestra parte? Yo les preguntaría: ¿qué tipo de relación de amor conoces que cada uno NO dé de su parte?

Dios no busca juzgarnos, o castigarnos. Nosotros nos condenamos a nosotros mismos por el pecado que habita en nosotros. Él quiere perdonarnos y lavarnos en la sangre de Cristo. Si no fuera puro amor, nos dejaría “en paz” viviendo la vida como nos da la gana y no se importaría con darnos la solución.

En la verdad, creo que no importa lo que haga Dios, algunos tendrán algo para condenarle: si no dice nada es porque es un Dios ajeno que no se importa, y si nos dice, es porque trata de condenarnos.

Si quisiera condenarnos, no nos hubiera dado la solución.

Mañana vamos a “disecar” este versículo de promesa e instrucción. Hoy quiero que abramos nuestro corazón para lo que Dios quiere decirte. ¿Estás perdida/o? ¿No tienes respuestas? ¿No sabes si creer en Dios, y ni siquiera si es real?

Pues tengo el versículo para tí, para este momento:

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Jeremías 33:3

Dios tiene toda la intención de revelarse a ti. Él quiere que Le conozcas como es: un Dios de amor que dio de lo más valioso que tenía, su Hijo, por ti. No solamente le dio, sino que le permitió sufrir y morir en nuestro lugar.

Salgamos de nuestro lugar de orgullo y autosuficiencia y preguntemos a Dios, ¿qué cosas grandes y ocultas quieres que yo conozca? Abre tu corazón y espera su respuesta. Mañana continuamos con este tema.

Mara

La Biblia

Dios y el Coronavirus: realidades de la crisis

Comparto parte de la reseña de mi amiga Nilda sobre el libro Las Crisis de la psicóloga Lidia Martín. La reseña completa está en nuestro blog DULCE FRAGANCIA.

En mi video, comparto más detalles …

Realidad 1: Dios permite la crisis “Este hombre era íntegro y recto, temeroso de Dios y alejado del mal” (Job 1:1b). Dios tiene un plan para cada uno de sus hijos, pero nuestra capacidad de análisis ante el sufrimiento solo se queda en lo superficial. Solo cuando ha pasado la crisis, podemos observar los beneficios, con temor, temblor y reverencia, que Dios nos proporcionó durante el sufrimiento.

Realidad 2: Dios está en la crisis “No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú”  (Isaías 43:1) A lo largo de la Biblia, cuando se quiere expresar el poder de Dios , se ponen ejemplos de su control en la naturaleza. Por ejemplo, cuando el Señor Jesús calmó la tormenta. Por este motivo, no es casualidad que en nuestra vida usemos la metáfora de la tormenta en nuestra vida para las crisis por las que pasamos.

Realidad 3Dios escucha en la crisis “¿Está alguno de vosotros afligido? Haga oración” (Santiago 5:13) Es un consuelo saber que Dios nos escucha y presta oído a nuestro clamor. La oración, esa conversación con Dios, es la herramienta insignia de la vida cristiana. Reconozcamos Su Soberanía, El es Todopoderoso, acerquémonos con confianza y fe en medio de las lágrimas quizás para contar a Dios nuestro sufrimiento o el de nuestros seres más queridos como nuestra pareja o hijos, familiares o amigos.

Realidad 4: Dios habla en la crisis “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré  osas grandes y ocultas que tú no conoces” (Jeremías 33:3) Dios siempre está interesado en comunicarnos con nosotros; El escucha nuestras oraciones, conoce nuestro corazón y comprende nuestro clamor.

Realidad 5: Dios provee generosamente en la crisis y según su absoluta sabiduría  “Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas (…) a él sea la gloria” (Efesios 3: 20 – 21) La gracia de Dios queda manifiesta y sobrepasa nuestro entendimiento. Dios cumplirá Sus promesas, responderá nuestras súplicas, siempre dentro de Su voluntad, Su misericordia y Su generosidad.

Realidad 6:  Dios orienta nuestra mirada hacia lo verdaderamente importante durante la crisis “Una cosa he demandado al Señor , ésta buscaré; que esté yo en la casa del Señor todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura del Señor y para inquirir en su templo” (Salmos 27:4) Una consecuencia inevitable durante la crisis es la preocupación; somos incapaces de evitarlo. Pero Dios en su infinito amor y gracia, nos sigue invitando a que confiemos en El, y que si hay preocupación que sea por estar cerca de El.

Realidad 7. Dios protege en la crisis “Muchas son las angustias del justo, pero el Señor lo librará de todas ellas; le protegerá todos los huesos y ni uno solo le quebrarán” (Salmos 34: 19, 20) La consecuencia de nuestras malas decisiones trae consigo sufrimiento. Por lo tanto, si sufrimos puede ser que estemos ausentes de Dios. Todas las crisis suponen un desgaste físico y mental inigualable, por este motivo, debemos recurrir a Dios para recibir su misericordia, protección y gracia.

Realidad 8:  Dios controla constantemente las circunstancias en la crisis.  “Vida y misericordia me concediste; y tu cuidado guardó mi espíritu” (Job 10:12) Dios tiene puesta su atención en cada uno de nosotros, no nos abandona, no se ausenta. Aunque a veces dudamos del favor y la gracia de Dios y por eso nos sentimos solos, sin solución. En esos momentos es cuando debemos sacar fuerzas y hacer el balance y análisis de lo que nos está pasando y querer confiar en la presencia y protección de Dios en medio del sufrimiento.

Realidad 9: Dios usa la crisis para enseñarnos, moldearnos “mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, el mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y  establezca” (1 Pedro 5: 10) Entonces las pruebas, las crisis, el sufrimiento no es un periodo vacío sin sentido. En ese periodo si confiamos en Dios, si pedimos su protección, si logramos analizar la situación sin tomar decisiones equivocadas, estaremos madurando, creciendo, aprendiendo que nuestra vida diaria está en consonancia perfecta con Dios.

Realidad 10 El fin de la crisis es glorificar a Dios en ella  “Invócame en el día de la angustia, yo te libraré y tú me honrarás” (Salmos 50:15) Empezábamos esta reseña diciendo que Dios tiene un plan para cada uno de nosotros. No es más que este: nuestro propósito como cristianos es glorificar a Dios, Y por raro que lo parezca también durante una crisis. Se espera de nosotros que aprendamos en los momentos buenos y malos a honrar a Dios.

Escribe este texto mi amiga Nilda, para Dulce Fragancia, blog en que participo.

Mara

Art Journal, La Biblia

Dios y el Coronavirus: alimenta tu fe

»Bendito el hombre que confía en el Señor
    y pone su confianza en él.
Será como un árbol plantado junto al agua,
    que extiende sus raíces hacia la corriente;
no teme que llegue el calor,
    y sus hojas están siempre verdes.
En época de sequía no se angustia,
    y nunca deja de dar fruto».
Jeremías 17:7-8

Hoy fue un día de salir a comprar para la semana, así que no tuve tiempo de hacer un video. Continuo con mi enfoque de fortalecer mi fe a través de la lectura de la Biblia, oración y meditación.

Como dice esta frase que he escrito en mi Art Journaling, with some basic lettering. Lo veo como una balanza. Cuando leo la Biblia, mi mente y corazón se llena de la verdad. La Biblia es la verdad de la vida. Es como mirar a las circunstancias con unas nuevas gafas que ajustan la perspectiva de todo, haciendo que veamos detalles y perspectivas que no veíamos antes.

La Biblia es el único que lees en la presencia del autor. Cuando la leemos, la Biblia nos lee a nosotras, revelándonos verdades sobre nosotras mismas y nuestras circunstancias. Haz prueba de ello. Lee la Biblia.

¿Nunca has leído la Biblia? Si tienes una Biblia en casa, busca el Evangelio de Juan, uno de los primeros libros del Nuevo Testamento. Es un buen libro para iniciar tus estudios sobre la Biblia, enfocando en la vida de Jesús.

Si no tienes Biblia, puedes leerla online: EVANGELIO DE JUAN

¿Qué dice la Biblia acerca de si misma? Lee este texto para encontrar respuestas:

EXPLORA DIOS

Te invito a fortalecer tu fe. La Biblia dice:

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. –Romanos 10:17

La fe está totalmente interconectada con la lectura de la Biblia. Cuanto más la leemos, mas nos llenamos de fe y nuestros miedos se van.

Mara

Art Journal, Bible Journaling, Dibujo, La Biblia, La Oración

Dios y el Coronavirus: no te preocupes por el mañana

A cada día me maravillo más con el hecho que la Biblia trae respuestas a todos los dilemas de la vida. Con el crecimiento de casos de ansiedad y depresión, una vez más, veo las respuestas a todo eso en lo que la Biblia dice.

Pero no son respuestas retóricas, sino soluciones reales que comienzan a un nivel espiritual. Las promesas de Dios son siempre vinculadas a ciertas instrucciones dada por Dios para que vivamos. Él es Dios con una personalidad solo suya, ha puesto la eternidad en el corazón de los hombres, ha dado a la raza humana la capacidad de distinguir entre el bien y el mal, y nos ha dado instrucciones de cómo vivir. Es así de sencillo … con el beneficio que es Dios y puede cumplir todas sus promesas.

Así que hoy me agarro a esta promesa:

34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su propia inquietud. Le basta a cada día su propio mal. — Mateo 6:34

Es una verdad relacionada con otra promesa de Jesús, que no nos gusta mucho: “en este mundo tendréis aflicción”. Como resultado de nuestra naturaleza de pecado, alejada de Dios como raza humana, vivimos muchas consecuencia de nuestro propio pecado. Estas consecuencias se traducen en dificultades. Dios nos da una instrucción muy clara: no vivas pensando en el mañana. Hoy, ahora es el momento de vivir.

Hoy: olvídate del pasado.

Hoy: agradece por Sus benefinios

Hoy: presenta tus problemas a Jesús

Hoy: no vivas en ansiedad por el mañana

Parece sencillo, pero qué difícil es. Es más facil mirar las circunstancias que mirar a Dios en fe. Por eso, se requiere disciplina. Tienes que poner tu mente en Dios.

Hoy he leído algo que me impactó:

“Si alimentas tus miedos, tu fe desaparece. Si alimentos tu fé, tus miedos se van.”

En estos días, alimenta tu fe. Mira a Jesús. No pienses en el mañana. Agradece por las bendiciones de hoy y mira el futuro por los ojos de Dios. Él quiere que disfrutes de hoy con sus retos y bendiciones y no ten llenes de ansiedad.

Te dejo con 3 versículos para que los leas en voz alta (no es necesario pero nos ayuda a entender y recibir el mensaje), hable con Dios a respecto y toma posesión de las promesas de Dios:

  1. Isaías 41:10
    No tengas miedo, pues yo estoy contigo;
    no temas, pues yo soy tu Dios.
    Yo te doy fuerzas, yo te ayudo,
    yo te sostengo con mi mano victoriosa.
  2. Salmo 23:4
    Aunque pase por el más oscuro de los valles,
    no temeré peligro alguno,
    porque tú, Señor, estás conmigo;
    tu vara y tu bastón me inspiran confianza.
  3. Josué 1:9
    Yo soy quien te manda que tengas valor y firmeza. No tengas miedo ni te desanimes porque yo, tu Señor y Dios, estaré contigo dondequiera que vayas.

Mara