La Biblia, La Oración, Paso a paso, Pensamientos

La meditación

Somos lo que pensamos.   Todo empieza en nuestra mente y llena nuestro corazón. 

Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida. — Proverbios 4:23

Esta ecuación de causa y efecto no es algo que ocurre al acaso.  Es el resultado de una disciplina personal.  Cuando empezamos a vivir la vida en el camino de Jesús, empezamos a leer Su palabra y llenar nuestro corazón de sus enseñanzas. 

Cuando pensamos en ello con diligencia, sacando todo el provecho que hay para nuestra vida, estamos meditando. 

Hay una discrepancia mayor entre la meditación de la que se oye mucho en la actualidad y la meditación bíblica.  En lineas muy generales, la meditación actual nos lleva a envaciarnos de todo hasta encontrarnos con nosotros mismos.  Obviamente este no es un estudio profundo de este tema.  Hay mucho más que estudiar a respecto y no es mi intención abordarlo. 

Quisiera sí, abordar la meditación del punto de vista bíblico.  Considera que cuando hablamos de la Biblia, estamos hablando de un libro supernatural.  ¿Cómo lo sé?  Porque lo he leído.  Hay muchos con muchas opinions sobre la Biblia, unas buenas y otras no tanto.   Creo que no se puede hablar de ella, hasta darle la oportunidad de mostrarse cómo la verdad que es.   Es un libro vivo, escrito por el propio Dios, utilizando personas como tú y yo.  Hay millones de personas en el mundo, ahora mismo, siendo impactadas y transformadas por este “libro”, que es más como una carta de presentación de Dios al hombre.

Cuando meditamos en la Biblia, estamos absorviendo verdades a cerca del propio Dios.  Esta conexión transcendental y supernatural tiene el poder de cambiarnos de dentro hacia fuera.  El poder no está en nosotros o en nuestra fuerza de voluntad, sino en el poder de Dios, infinito y total.  Así que si tomamos el paso de meditar en Su Palabra, estamos invitando al poder de Dios a actuar en nuestra vida.  Milagros empiezan a ocurrir.

Quizás estés pensando: Nunca he leído la Biblia, me parece un libro muy dificil, no puedo entenderlo, no sabería por dónde empezar …  

Hoy quisiera dar algunas sugerencias para empezar este camino de meditación en Dios y empezar una transformación en tu vida, paso a paso:

1.Empieza a leer el Evangelio de Juan.  Puedes elegir pasar unos 15 minutos leyendo diariamente.  Es uno de los 4 Evangelios que narra la vida de Jesús y sus enseñanzas.  Es recomendable leer este libro primeramente porque en los Evangelios culmina el gran plan de Dios para la humanidad.  Si no tienes una Biblia, la puedes leer online: Juan

2. Empieza un cuaderno escribiendo los versículos o frases que te impactan o que no entiendes.  Puedes escribir tus pensamientos, sabiendo que son pensamientos plantados por Dios mientras lees Su Palabra.

3. Revisa tus apuntes y pasa unos minutos hablando y pidiendo a Dios que esclarezca las dudas y refuerce las verdades aprendidas.  Habla con tus propias palabras, no te preocupes en explicarlo perfectamente pues Dios te entiende aún sin palabras. 

4. Pasa un tiempo de meditación.  Elige una frase, un versículo o una palabra.  Piensa en ella y enfoca en Jesús.  Dios en su palabra nos invita al silencio y calma mientras Él nos habla:  Salmos 46:10 dice: “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios”. 

¿Qué podrás esperar de esta experiencia?

  • Conocerás a Dios … y te sorprenderás por darte cuenta que algunas verdades preconcebidas por la cultura y religiosidad son incorrectas.   

Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Santiago 4:8

  • Te conocerás a ti misma … cuando tú lees la Biblia, la Biblia te le a ti.  Hay mucho en nuestro interior  y de nuestra manera de ser, que se evidencia a la luz de la Palabra de Dios.

Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino. Salmos 119:105

  • Verás transformaciones – eso cuando decidas poner en práctica los parámetros de Jesús, a través de la lectura y meditación. 

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”  Romanos 12:2

  • Pasarás a ver las circunstancias desde el prisma de Dios.

“Entonces ya no seremos inmaduros como los niños. No seremos arrastrados de un lado a otro ni empujados por cualquier corriente de nuevas enseñanzas. No nos dejaremos llevar por personas que intenten engañarnos con mentiras tan hábiles que parezcan la verdad.“ –Efesios 4:14.

  • Tu corazón se llenará de paz y gozo

Dichoso quien no sigue el consejo de los malvados,
ni en la senda de los pecadores se detiene,
ni en compañía de los necios se sienta,
sino que se complace en la ley del Señor
sobre la que reflexiona día y noche.  Salmo 1:1-2

Con estos pasos termino este tema sobre la meditación en la Palabra de Dios, añadiendo un versículo :

Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón. Hebreos 4:12

Te animo a hacer de la Biblia tu manual de vida e inspiración.  Lo he hecho y lo recomiendo.

Mara

Toda la serie de Paso a Paso:

  1. Hacia una vida supernatural
  2. Mis emociones y Dios
  3. Mi forma de ser
  4. La Balanza del amor
  5. Mis manos son Sus manos
  6. Mis manos son Sus manos: SOY AMADA
  7. Desbordante
Día de Acción de Gracias, Festivos, La Biblia, Pensamientos, Recetas

Thanksgiving: Soufflé de Patatas (Sweet Potato Souffle)

Receta traducida y foto compartida con el consentimiento de Six Sisters’ Stuff

Hoy comparto una de mis recetas favoritas de Thanksgiving (Acción de Gracias), la que he llamado Soufflé de Patatas. Si has venido en algunas de mis celebraciones de este festivo lo has probado y seguramente no estuviste segura de querer comerlo como acompañamiento del pavo o … ¡cómo postre!

Tradicionalmente se trata de uno de los muchos platos que acompañan al famoso pavo. Cada familia tiene su receta. A mí me encanta esta de Six Sisters’ Stuff y la he traducido.

Aprovecho para compartir el enlace de un blog que está enfocando este mes en la Gratitud y a cada día puedes tener un tiempo de reflexión y meditación. Se llama Mujeres que oran.

Ahora a la receta:

Soufflé de Patatas

En las recetas americanas, utilizamos las tazas o “cups”. Ya se pueden comprar tales tazas de repostería en varias tiendas, pero si no la tienes, 1 taza corresponde a 225 gramos aproximadamente. Si no tengo tazas medidoras, utilizo una taza de te grande y es bastante aproximado.

Ingredientes:

900 gramos de batatas, peladas y picadas
1/2 taza de azúcar granulada
1/4 taza de leche condensada azucarada
3 cucharadas de mantequilla derretida
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla
2 huevos grandes
Spray de aceite para untar

Cobertura:
1/3 taza de harina
2/3 taza de azúcar moreno
1/8 cucharadita de sal
2 cucharadas de mantequilla derretida
1/2 taza de nueces picadas

Instrucciones:

Precalentar el horno a 180 °.
Coloque una olla de agua para hervir.
Pelar y picar las batatas en cubos. Una vez que el agua esté hirviendo, ponga las patatas durante 10 a 15 minutos o hasta que estén blandas.
Coloque las batatas en un tazón grande; agregue azúcar, leche condensada, 3 cucharadas de mantequilla derretida, 1/2 cucharadita de sal y vainilla.
Batir con una batidora a velocidad media hasta que quede suave. Añadir huevos. Batir bien.
Vierta la mezcla de batatas en un molde para hornear retangular untada con el spray de aceite.
Para preparar la cobertura, combine la harina, el azúcar moreno y 1/8 de cucharadita de sal; revuelva bien. Agregue 2 cucharadas de mantequilla derretida.
Espolvorea la mezcla de harina de manera uniforme sobre la mezcla de batata; arregle las nueces de manera uniforme por encima.
Hornee a 180 ° durante 25 minutos o solo hasta que estén doradas y la cobertura burbujeante. .
Dejar reposar un poco antes de servir.

Mi reflexión …

Adentramos pronto el momento del año de las fiestas, cuando las comidas son abundantes y deliciosas. Te invito a pensar en cómo puedes ayudar a otros necesitados. Hay mucho que puedes hacer para ayudar. Compartir la comida, donar ropas, visitar enfermos, llorar con los que lloran, escuchar a los que necesitan un oído amigo, etc.. Decide marcar la diferencia y un día podrás escuchar estas palabras de parte de Jesús:

Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.

35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis;

3estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.

37 Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber?

3¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos?

3¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti?

4Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.

Mateo 25

La Biblia, Paso a paso, Pensamientos

Mis manos son Sus manos: parte 2 “SOY AMADA”

En la semana pasada hemos empezado a hablar sobre nuestro propósito y entender cómo tiene una influencia en el amor que recibimos y extendemos a otros.

Todo empieza con Dios, y este fue nuestro primer enfoque.  Si no lo has leído puedes ir a Mis manos son Sus manos, Parte 1.

Hemos leído este versículo que nos enseña esta secuencia prioridades:

Mateo 22:37-39

37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.

38 Este es el primero y grande mandamiento.

39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Aquí encontraras resumida, la misión de tu vida:

  1. Amar a Dios en primer lugar
  2. A ti misma
  3. A tus semejantes

Quizás alguna esté pensando que parece un tanto egoísta ponernos delante de nuestro semejante.  La verdad es que si no nos amamos a nosotras mismas, no seremos capaces de amar a otros.  El amor al próximo empieza por entender quienes somos, para qué fuimos creadas, y cómo somos amadas. 

Volvemos a la jarra llena que ya no puede contener, sino que derrama todo a su alrededor.  El amor de Dios primeramente debe actuar en nuestra vida, llenarnos hasta que empezamos a distribuir a los que nos cercan.

Cuando aceptamos el amor de Dios, nuestra autoestima sufre una transformación.  ¿Quieres saber algo sobre el amor de Dios por ti?   Escribo algunos textos de la Biblia para que los leas:

“Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos. Dios decidió de antemano adoptarnos como miembros de su familia al acercarnos a si mismo por medio de Jesucristo. Eso es precisamente lo que él quería hacer, y le dio gran gusto hacerlo”  –Efesios 1:4-5

Porque tú formaste mis entrañas;
Tú me hiciste en el vientre de mi madre.

1Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras;
Estoy maravillado,
Y mi alma lo sabe muy bien.

1No fue encubierto de ti mi cuerpo,
Bien que en oculto fui formado,
Y entretejido en lo más profundo de la tierra.

1Mi embrión vieron tus ojos,
Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas
Que fueron luego formadas,
Sin faltar una de ellas.

1!!Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos!
!!Cuán grande es la suma de ellos!  — Salmo 139:13-17

Algunos puntos importantes para considerar, basados en estos textos:

  1. Antes que existiera el mundo, tú ya estabas en los pensamientos de Dios
  2. Cuándo fuiste engendrada, Dios estaba activo en tu formación.
  3. Dios ha tejido tu personalidad, carácter y habilidades.
  4. Dios tiene un plan perfecto para tu vida, si tú decides seguirle.
  5. Todo lo que hace Dios es formidable, asombroso, maravilloso … y tú eres una de sus obras primas.
  6. Él desea que además de ser una creación asombrosa de sus manos, seas parte de su familia, su hija – por eso ha enviado a su hijo para abrir el camino que estaba bloqueado por el pecado.
  7. Dios NUNCA comete errores, y todo lo que hace es precioso, lo que incluye a ti.

Así, con estas pocas verdades encontradas en estos versículos podemos llegar a la conclusión que somos valiosas.  Lo interesante es que muchas vivimos la vida sin considerarlo y escuchamos las mentiras que este mundo trata de enseñarnos:

  1. Tú no vales, mejor sería no haber nacido
  2. Tienes que cambiar (adelgazar, engordar, estudiar) para que la gente te quiera de verdad.
  3. No tienes los talentos necesarios para lo que tienes que hacer
  4. No vales nada – nadie te quiere
  5. Nadie te entiende, no eres comprendida

A estas mentiras que nuestro enemigo (el diablo) quiere enseñarnos, debemos combatir con las verdades de la Palabra de Dios, la Biblia.

  1. Soy una obra prima de Dios, nadie es como yo, soy única y parte esencial del Gran Plan de Dios.
  2. Él me ama como soy, y en Él puedo todas la cosas.  Él podrá ayudarme a tener la vida saludable que necesito para cuidar este regalo que me ha dado, mi cuerpo y mente.
  3. Tengo dones y talentos dados por Dios para servirle a Él y a mi semejante.  Mi responsabilidad es encontrarlos y utilizarlos para que Dios reciba todo la Gloria por las obras de mis manos.
  4. Soy amada por el Creador de todas las cosas, que antes de todo, soñaba conmigo.  El me ha formado de una manera preciosa, que le trae placer a Él.
  5. Él me conoce y me entiende, pues antes que diga una sola palabra ya sabe lo que llevo en mi mente.  Él puede ayudarme en todas las relaciones de mi vida.

En solamente estos dos textos de la Biblia encontramos todas estas verdades.  La Biblia está llena de perlas de sabiduría como estas.  Debemos leerla a diario y apuntar todo lo Dios nos enseña.  Es una carta de amor de parte de Dios a cada una de nosotras, y no debemos ignorarla.

El quererse a una misma, desde la perspectiva de Dios, es importante para una buena autoestima y para que cumplamos Su propósito en nuestras vidas.  

Quizás leas eso y te parece bonito, lo ves interesante y hasta muy poético.  No quedes en la admiración, da un paso de fe hasta esta realidad supernatural en que te sientes amada y mimada por tu Padre Celestial.  Pasas a caminar a cada día con una nueva visión de tu vida, y dirección para cada paso a tomar.  La vida en la presencia de Dios no tiene precio, y no hay cómo explicarla completamente, la tienes que experimentar en primera persona.

Te invito a este video que muestra la historia de amor de Dios con la humanidad.

Si viendo este video, has hecho esta oración, envíame un mensaje para que me alegre contigo. También quisiera enviarte un regalo. Si tienes más preguntas, también estoy disponible para contestarte.

En la semana que viene continuamos hablando en cómo “derramar” el amor de Dios en la vida de los que nos cercan.

Si no has leído las otras publicaciones de esta serie, las dejo aquí;

  1. Hacia una vida supernatural
  2. Mis emociones y Dios
  3. Mi forma de ser
  4. La Balanza del amor
  5. Mis manos son Sus manos

Mara

¡Envíame un email!

La Biblia, La Oración, Paso a paso, Pensamientos

Mis manos son sus manos

Hoy esta publicación está dedicada al amor.  Como compartí en la semana pasada en mi publicación, La balanza del amor, cuando nos encontramos de manera supernatural con Jesús, un tremendo cambio ocurre.  Él “llena nuestro jarro” al punto que empieza a derramar, no podemos contener todo el amor y empezamos a compartir con otros.

Miremos lo que nos dice la Biblia a respecto:

1 Juan 4

Dios es amor

Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios.

El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.

10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.

11 Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros.

Está muy claro que si conocemos a Dios, si seguimos a Cristo, acciones de amor seguirán.  Quisiera enfatizar que el amor que nos enseña la Biblia no es un sentimiento, sino una acción.  A veces viene acompañado de sentimientos, pero no siempre.  Esto quiere decir que aún que no “sintamos” debemos actuar en amor.  Puedes estar pensando que esto es imposible, pero con la ayuda del Espíritu Santo, podremos llevar a cabo los proyectos de amor que Dios ciertamente pondrá en nuestros caminos.    No hay mejor manera de estar conectada con Dios que cuándo servimos a nuestro semejante en su Nombre.

Hay una historia que me gusta mucho.  Es un caso verídico:  En el patio de una pintoresca y pequeña iglesia en un pueblo de Francia, había levantada una bella estatua de Jesús con sus manos extendidas. Pero un día, durante la Segunda Guerra Mundial, una bomba cayó demasiado cerca de la estatua haciéndola añicos. Al final de aquella batalla, los ciudadanos del pueblo decidieron buscar todas las piezas de la estatua y reconstruirla. Pacientemente reunieron las piezas rotas y la armaron. Las marcas de la unión de las piezas en el cuerpo añadieron belleza, si bien encontraron un problema: No pudieron encontrar las manos de la estatua. “Un Cristo sin manos no es en ninguna manera un Cristo”, se lamentaba alguien. “Manos con marcas, si. Pero, ¿cómo puede haber una estatua del Señor sin manos? Necesitamos una estatua nueva.” Pero alguien tuvo otra idea que prevaleció. Colocaron una placa dorada en la base de la estatua, que decía, “No tengo otras manos que las tuyas.”

Somos sus manos.  Él nos utiliza para realizer su obra en el mundo. 

Vamos a los pasos prácticos.  Hablaré en orden prioritaria, cómo desarrollar una vida de servicio, de amor al prójimo, paso a paso.

Miremos estos versículos muy importante:

Mateo 22:37-39

37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.

38 Este es el primero y grande mandamiento.

39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Aquí encontraras resumida, la misión de tu vida:

  1. Amar a Dios en primer lugar
  2. A ti misma
  3. A tus semejantes

Pongamos un poco de praticidad a esta idea.  Hoy hablaré del amor más importante de tu vida.

  1. Amar a Dios en primer lugar:

¿Cómo puedo amar a Dios?  Es muy importante que, una vez empecemos nuestro camino con Jesús, podamos practicar el amor a Dios. 

Leer la Biblia a cada día, te hace conocer a Dios.  Tú quieres conocer más a quien amas.  La Biblia es un libro supernatural.  Mi marido siempre dice algo que lo explica perfectamente:  Mientras tu lees la Biblia, la Biblia te le a ti.  Los textos leídos traen a la luz nuevas realidades sobre quién es Dios.  Al conocerle, tu amor crecerá.  Esta relación de amor es la más importante de tu vida, pues las otras se beneficiarán de ella. ¿Te acuerdas del jarro lleno de amor que desborda?

La oración es la respuesta al tiempo de lectura de la Biblia, pues lo que aprendes y sientes, lo respondes a Dios.  La oración puede ser dividida en muchas partes.  Todas no son esenciales a la vez, pero todas son importantes eventualmente.  Así que cada una de ellas debe de hacer parte de tu vida, como prueba de tu amor.  Utilizaré ejemplos de algunos Salmos del Rey David.

1.Alabanza:  al conocerle a Dios en la Biblia, al Creador, al Salvador, al Proveedor, al dueño de todas las cosas – no podrás dejar de decirle de tu admiración, de decirle palabras de reconocimiento por su grande amor y por quién es.  Esto es alabanza.  Lo pongo en primer lugar porque creo que a Dios le agrada un corazón que Le alaba, y al reconocer sus méritos, tu fe crecerá.  El Dios Eterno y Creador de todo ciertamente podrá solucionar tu problema personal.

Salmo 145: 1 Te exaltaré, mi Dios y Rey,
    y alabaré tu nombre por siempre y para siempre.
Te alabaré todos los días;
    sí, te alabaré por siempre.
¡Grande es el Señor, el más digno de alabanza!
    Nadie puede medir su grandeza

2.Confesión:  en estos momentos examinas tu corazón.  Es importante tener un corazón limpio de pecado al entrar en la presencia del Señor.  Una vez entregas tu vida al Señor recibes el perdón por TODOS tus pecados. Pero tendrás momentos de pecado en tu vida, en estos confesarás para mantener una relación transparente de amor con el Padre. Puedes pedirle a Dios que te muestre si hay algo que debes confesar.  Muchos prefieren incluso empezar por esta parte para asegurarse que todo lo demás llega a Dios.  En mi experiencia propia, la alabanza me hace darme cuenta de cosas en mi vida que no condicen con el carácter de Dios. Eso me lleva a confesar. 

Salmo 139:23-24 Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino.

3.Gratitud: es importante tener un corazón agradecido.  Debes reconocer las bendiciones que tienes en tu vida.  Todo lo que eres y lo que tienes viene del Señor.  Aún en momentos difíciles de la vida, encontramos motivos para agradecer.  Hagamos de esto una práctica.

Salmo 138  Te daré gracias, Señor, de todo corazón;
te cantaré himnos delante de los dioses.
Me arrodillaré en dirección a tu santo templo
para darte gracias por tu amor y tu verdad,
pues has puesto tu nombre y tu palabra
por encima de todas las cosas.
Cuando te llamé, me respondiste,
y aumentaste mis fuerzas.

4.Petición: estos son momentos en que con palabras o sin ellas, te rindes delante del Señor pidiendo una respuesta.  Una vez haya pasado un tiempo de alabanza, confesión y agradecimiento, tendrás una vision de quien es el que está escuchando tu petición.  Tu fe se edificará.  Habla con tus propias palabras, y trata de explicarlo.  Pero no te preocupes excesivamente, pues Su conocimiento va más allá de lo que decimos y sabe leer incluso los rincones escondidos de nuestro corazón.  Total transparencia es importante cuanto estamos delante de Dios.

Salmo 85: 1Inclina tu oído, Señor, escúchame,
que soy un pobre desamparado;
2protege mi vida, que soy un fiel tuyo;
salva a tu siervo, que confía en ti.

5.Intercesión: en este momento quitas el enfoque de ti, y pasas a hablar de otros en necesidad.  Esta es la mayor prueba de amor que puedes tener por alguien:  mencionar sus necesidades delante de Dios. Por allí empieza tu servicio de amor. El Señor podrá contestar la oración a través de otras personas o quizás quiera elegirte a ti para ser Sus Manos.

Salmo 142. 1Señor, escucha mi oración;
tú, que eres fiel, atiende a mi súplica;
tú, que eres justo, escúchame.
2No llames a juicio a tu siervo,
pues ningún hombre vivo es inocente frente a ti.

Esta relación de escuchar y hablar con Dios es clave para todas las areas de tu vida, en especial en las areas de servicio al próximo.  Estando en Su presencia, de manera supernatural a través de Su Espíritu Santo, ganas la perspectiva para el propósito de tu vida. 

En la semana que viene continuaré hablando sobre las maneras practicas de demostrar amor, en orden prioritaria, de acuerdo con lo que nos enseña la Biblia.

Pasos para esta semana:

  1. Trata de pasar unos momentos con Dios. Si no sigues todavía a Cristo, te recomiendo ver este enlace: ENCONTRANDO A DIOS . Es importante entender lo que nos dice la Biblia, pero hace falta un paso de fe. Con el tiempo este paso va a ser confirmado por lo que lees en la Biblia.
  2. Para empezar a leer la Biblia, yo recomiendo el libro del Evangelio de Juan, pues es un libro que explica el amor de Dios, narrando la vida de Jesus. Si tienes una Biblia busca el cuarto libro del Nuevo Testamento. Puedes también leerlo en este enlace: Evangelio de Juan
  3. Aparta unos momentos esta semana para estar a solas con Dios para orar. Usa la guía que he presentado pero no te preocupes de acordarte de los detalles. Imagina que estás tomando un café con tu mejor amigo de infancia, que te conoce y te quiere mucho. Dile lo que tienes en el corazón.

La Biblia dice, “los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.” Salmo 51:17

Paso a paso,

Mara

Paso a paso, Pensamientos

Mis emociones y Dios

Imaginemos diferentes escenarios …

  • Te encuentras delante del oceano en la playa que solías visitar de pequeña … el sonido de las olas … el sol se pone en el horizonte … un amigo muy querido toca la guitarra … canciones de antaño … la reunión de amigos es divertida y tú puedes ser tu misma … te quieren a ti como eres … te sientes aceptada … las historias compartidas te traen recuerdos y un sentimiento de profundo contentamiento …
  • Llove afuera … la casa está recogida  … los hijos han salido a una fiesta de cumpleaños con el papá … puedes oír las gotas contra tu ventana … no hace demasiado frío pero suficiente para utilizar aquella manta a que tienes tanto cariño  … la más importante decisión de esta tarde es eligir entre un libro que hace mucho quieres leer o ver una colección de películas románticas … si el tiempo pudiera pararse un momento … sientes perfecta paz …
  • El Verano ha llegado … las maletas ya están listas … pronto embarcas en esta aventura que tanto has esperado … tus personas más queridas se uniran a ti y juntos tendréis una experiencia de la más divertida … has pasado tiempo preparando con todo cuidado para que no te falte nada a ti y a tus acompañantes … estos momentos marcarán vuestras vidas … no podrías estas más contenta, no podrías estar más llena de gozo …

La vida está llena de momentos en que nuestras emociones afloran y nos permiten vivir con plenitud.  Somos un reflejo que quien es Dios.  Creadas a Su semejanza.  Las emociones son un regalo suyo para que podamos vivir intensamente esta vida.  

Es verdad también que ni todo es tan bonito, y hay otras emociones que preferiríamos jamás vivir, como: el sentir falta de un ser querido que ya no está, el estar triste porque no has podido alcanzar un objetivo, el sentir ansiedad cuando falta trabajo o no estás segura sobre el futuro de tu matrimonio, el sentir rechazo cuando tus hijos crecen y no quieren hablar contigo, el estar deprimida porque tus planes futuros han sido desmantelados … 

¿Has pensado que estas emociones también las vive Dios?  Ha sufrido al ver su Hijo en la cruz sufriendo y muriendo, se ha entristecido cuando Adan y Eva eligieron desobedecerle, se ha sentido rechazado cuando nosotros elegimos nuestro camino sin considerarle …

Hay una porción de la Biblia que habla de ello.  Es una profecía de Isaías sobre Jesús:

“Todos lo despreciaban y rechazaban.  Fue un hombre que sufrió el dolor y experimentó mucho sufrimiento.  Todos evitábamos mirarlo; lo despreciamos y no lo tuvimos en cuenta.  A pesar de todo esto, él cargó con nuestras enfermedades y soportó nuestros dolores.  Nosotros pensamos que Dios lo había herido y humillado.  Pero él fue heridopor nuestras rebeliones, fue golpeado por nuestras maldades; él sufrió en nuestro lugar, y gracias a sus heridas recibimos la paz y fuimos sanados.” (Isaías 53:3-5)

A parte de su vida, llena de muchas emociones, mencionadas en los Evangelios, estos escritos también citan muchos de los sentimientos y emociones que nosotras mismas afrontamos, y a veces nos sentimos abandonadas por Dios.  En nuestra mente, podemos pensar: ¿Cómo puede Jesús entenderme?  

Hoy te quiero decir que Él te entiende. 

Una vez estés dispuesta a entregarle todas tus emociones, sabrás que estás en buenas manos.   Una de las promesas que Jesús nos dio, de la cual no nos gusta acordarnos es esa:  “en el mundo tendréis aflicciones”. Él sabe que afrontamos muchas situaciones que nos llenarán nuestros días de angustias.  Pero tenemos una buena noticia, cuando Jesús completa su pensamiento : “pero tened buen ánimo, yo he vencido el mundo.”

¿Te acuerdas que en mi última publicación “Hacia una vida supernatural”, hablaba que Dios nos llama a experimentar una vida que va más allá de los limites de la natureza.  Cuando empiezas un camino con Jesús, el Espíritu Santo viene vivir en tu vida, en tu corazón.  Él viene a revolucionar tus valores, tus pensamientos, tus emociones …

Él te trae paz, contentamiento y gozo, aún cuando tus circunstancias y las personas en tu vida te invitan al desespero, a la depresión y ansiedad.  Con Jesús, a través del Espíritu Santo, esto es possible.  Es algo que no tiene sentido a los ojos humanos, pero Él nos promote y cumple cuando le abrimos espacio en nuestra vida. 

Hoy te quiero invitar a empezar a sentir … sentir paz y gozo, mientras presentas tus peticiones al Señor y esperas por Su respuesta.  

Dios, mientras esperamos, está trabajando.  Esta ha sido mi experiencia y os quiero contar.  Él trabaja en mi vida cambiando valores y transformando mi manera de ser.  Él trabaja en las soluciones, paso a paso, para que reflejen Su mano – lo que se traduce como la mejor opción de respuesta para mí.  Él trabaja en las otras personas implicadas, enseñándoles y tranformándoles el carácter.  Así que en mi espera, no que siempre sea fácil y agradable, confío y me lleno de Su paz y de Su gozo.  Es supernatural. No tiene sentido o explicación. Me dejo llevar por su amor y disfruto de Su presencia. 

Volvamos a nuestras historias del comienzo de este tema.  Son situaciones idílicas y raras.  Creo que todas hemos tenidos momentos así, a parte de traernos placer en esta vida, nos hace pensar y esperar con alegría lo que Jesús tiene preparado para nosotras en la eternidad.  Sin duda es un asunto apasionamente que quiero abordar pero queda para otra publicación.  

En estos momentos raros de la vida, agradezcamos al Creador.  En momentos de dificultad, también agradezcamos, porque Él oye nuestra oración, la contestará en el momento oportuno y nos llena de paz y gozo mientras esperamos.  No se puede pedir una mejor compañía, mientras pasamos por el túnel del dolor. 

Esta semana, trata de enfocar tus dificultades desde este nuevo prisma.  “Entrega tu camino al Señor, confía en Él, y Él todo lo hará”, dice la Biblia.   Si estás afrontando una dificultad, grande o pequeña, habla con Dios, cuéntale todo y confía la situación en Sus manos.  Yo suelo visualizarme haciendo un paquetito, poniendo lo qué o quién me preocupa en ello, cerrando con cuidado y poniéndolo en la manos de Jesús.  Despúes me siento a su lado y lloro un poquito en Su ombro.  Poco a poco empiezo a sentir su amor, paz y gozo.  Es supernatural. 

Paso a Paso, 

Mara

Paso a paso, Pensamientos

Un nuevo comienzo, paso a paso

Queridas amigas, 

Hoy es un día importante … decimos adios a “El Rincón de Mara” y damos la bienvenida a “Paso a paso”.

¿Por qué el cambio?  

Todas cambiamos y crecemos con el tiempo.  No soy excepción.  Quisiera quitar el enfoque de “Mara” y ponerlo en ideas y experiencias, tanto mías como de otros.  Hay todo un abanico de enseñanzas para que podamos crecer y mejorar en muchos aspectos de la vida.   Los cambios vienen, pero ni siempre son rápidos y fáciles.  A veces, para llegar a dónde queremos estar, hace falta pequeños pasos en la dirección correcta.   De eso trata …

¿Qué esperar de esta nueva etapa de este blog?  

Un poco de todo: en forma escrita, en video y en podcast.  Cada cosa a su tiempo.  Ese también es un proyecto paso a paso.  Hablaré de nuestras vidas personales como mujeres, esposas, madres, profesionales, … todas las facetas de una mujer.  Me encantará compartir ideas practicas tales como: paso a paso de manualidades, decoración y cocina – tanto mías como de amigas mías, ¡qué tienen mucho talento!

Así que aquí nace un sueño, imperfecto, pero mío … 

Paso a paso, 

Mara 

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora…” — Rey Salomón

Pensamientos

Encontrando alegría en el trabajo

Se cuenta la historia de tres madres lavando ropa en el río. Una persona que pasaba, les preguntó lo que hacían.

La primera respondió: “Estoy lavando ropa.”

La segunda: “Estoy haciendo algo de trabajo doméstico.”

La última le dijo: “Estou criando a tres niños pequeños que un día serán personas muy importantes en la sociedad. Lavar ropa es una de las importantes tareas para cuidar de estas almas que son eternas.”

Esta pequeña historia me inspira. He tenido 3 hijos en 4 años, y hubo días en que todo lo que hacía era darles de comer y hacer la colada. Tenía la impresión de no haber hecho nada importante al final del día. Hoy, cuando les miro, veo lo importante que fue cada momento vivido con ellos. Llego a sentirme privilegiada por haver tenido esta oportunidad.

Con esta publicación me gustaría animar a cada mamá que está cansada. No pierdas el tiempo quejándote como lo hice muchas veces. Toma un día a la vez, afronta los retos uno a uno y cuida de ti misma.

Para cuidarse yo recomiendo empezar por dentro. Cuidar de esta parte de la vida que va más allá del cuidado físico: cuida de tu corazón, cuida de tu espíritu.

Yo siempre he encontrado aliento en la Biblia. Me hizo ver que lo que hacía en aquél momento era tan importante como lo que hago hoy. Cada fase de la vida pertenece a una estación, con sus retos y disfrutes. Mira lo positivo de la estación en que te encuentras y desarrolla un corazón agradecido.

“Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor, y no para los hombres.”  Colosenses 3:23

También: Filipenses 4:13, Proverbios 14:23 y Salmo 29:11